Música-literatura en el Llano Oriental colombiano

Tal vez la región colombiana con menos presencia en el mapa literario sea el  Llano Oriental, aunque  sea esta el marco de una obra tan trascendental como La Vorágine, de José Eustasio Rivera. El porqué manifestaciones con mayor reconocimiento en el circuito comercial de la literatura, como la novela,  no se hayan inmerso en la expresión narrativa de esta recia tierra, es la duda que pretende disipar el ensayo que a continuación presentamos, con la autoría de Luis Caropresse Quintero, historiador y poeta araucano.  Al mismo tiempo, el ensayo presenta las expresiones musicales que se funden con lo literario en un solo fenómeno, que conforman la singularidad de esta tierra llanera.

LAS EXPRESIONES MÚSICO-LITERARIAS DEL LLANO COLOMBIANO ANTE LAS INFLUENCIAS LITERARIAS FORÁNEAS

(Luis Caropresse Quintero)

 

LA ETNIA LLANERA COMO PRODUCTO DEL MESTIZAJE

El hombre llanero colombiano es el habitante de la tierra plana que se extiende en el país desde el pie de la Cordillera Oriental hasta las riberas del Orinoco y desde la margen izquierda del río Guaviare hasta la margen derecha del río Arauca; es el producto, ya decantado en el crisol del tiempo, de una amalgama de razas, primando entre ellas la indígena (Arawak) y la europea (Hispana), que para nuestro caso específico de la llanura nororiental colombiana vendrían a ser las comunidades Guahibas, Achaguas, Sálivas, Jiraras y Betoyes, conjuntamente con los colonizadores provenientes de Castilla, de Aragón, de Navarra, de Andalucía y de Galicia; sin desechar la influencia africana (Negroide) en un grado bastante menor. Ha sido esta fusión de sangres configuradas y robustecidas en un entorno natural semejante, la que dio lugar a la etnia llanera y, por lo tanto, al producto final de ese mestizaje o arquetipo criollo que es el hombre llanero.

EXPRESIONES LITERARIAS Y MUSICALES DEL LLANO

La llanura oriental, debido a la poca accesibilidad de su medio, ha mantenido una cultura de resistencia ante usos y costumbres forasteras o extrañas y mantiene todavía, con aceptable pureza, el alma tradicional. Es pródiga en anécdotas, cuentos, mitos y leyendas; así como también en manifestaciones poético-musicales aglutinadas bajo la expresión genérica de joropo. El llanero, depositario ancestral del Romance Español, cultiva todavía su estructura para confeccionar “Corríos” en los cuales utiliza el metro octosílabo y la rima asonante, musicalizándolos luego por alguna de las tonalidades que le facilita la música recia.

El corrido es utilizado para relatar, en verso, conquistas o decepciones amorosas, hazañas o desgracias de algún personaje, acciones guerrilleras, sucesos infaustos o afortunadas leyendas, etc. V.gr. Cuando a alguien le acaece algo fuera de lo común, dice el llanero:

-Vamos a sacarle un corrío

Al lado del corrido cabalga la copla como destello de la inspiración.

Es el arma de las justas del contra-punteo1 donde los cantadores o copleros se enfrentan para cotejar sus voces y, sobre todo, la mayor propiedad y chispa para componer versos y rimarlos por la letra o terminación que se haya convenido.

La copla también ha estado presente en los juegos de salón que como variante amenizadora de los Velorios de Santos, o de los parrandos ofrecidos a San Pascual Bailón, vuela galante en los labios del parejo hacia su pareja o compañera de asiento, la cual a su vez responde a este tenor el mensaje lírico.

Otras formas poéticas cultivadas en los llanos han sido la décima y la glosa. Esta última la conforman cuatro décimas que tienen como patrón un cuarteto cuyos versos, en orden secuencial, deben servir como terminación a cada una de dichas décimas. Estos géneros que obligan ya a una mayor cultura literaria han tenido sus mejores exponentes en los llanos venezolanos y muy raros cultores en la llanura colombiana. Su finalidad primordial es la declamación y no la musicalización ni el canto.

También figura entre la lírica del llano el Romance Criollo o Poema Llanero, cuyo auge ha ido creciendo en las últimas décadas despertando el interés de los poetas y declamadores regionales. Por último me referiré a otra modalidad poético-musical comprendida dentro de la variada gama del joropo y que se denomina pasaje.

Esta composición, hecha exclusivamente para ser cantada, no obedece a un metro específico, aunque conserva la rima entre sus versos, que pueden ser consonantes o asonantados. Su tonalidad musical exige un ritmo suave y su extensión un marco breve. Cuando el pasaje admite en su estructura algunos compases de vals, se denomina vals-pasaje.

En síntesis, el joropo es la expresión musical y poética autóctona del mestizaje llanero. Es el producto de esa consubstanciación del hombre con el medio donde todos los seres: personas, animales, vegetales… son sus hermanos y “hasta los mismos peligros le sirven de compañeros” como bien lo ha expresado en sus versos Julio César Sánchez Olivo.

De allí que bautice frecuentemente sus golpes o sones con nombres de los animales de su entorno como: perrodiagua, gabán, cachicamo, pajarillo, gavilán, periquera, araguato2, etc.

Me acabo de referir a las manifestaciones lírico-musicales utilizadas tradicionalmente en los llanos.

Ahora voy a traer a colación algunas tendencias innovadoras de la lírica contemporánea regional, lo cual obedece, en primer plano, al influjo de estereotipos culturales trasplantados al medio por las corrientes migratorias; y, en segundo plano, a la penetración consuetudinante y esnobista de los medios de comunicación masiva, como la prensa y la radio, y con mayor eficacia el ascendente que cobra entre el público la emisión televisiva de programas condicionadores y alienantes. En estas circunstancias esa cultura de resistencia a que me referí con respecto al llano empieza a figurarse mediante el interactuar sostenido de los factores ya enunciados y con reciente preponderancia por los nuevos valores impuestos a través de las políticas de la sociedad de consumo, generatriz de lo que el historiador Baquero Nariño llama: Cultura-mercancía y artista-objeto.

Ante este panorama nuestros compositores e intérpretes no han permanecido ajenos al afán comercializador y producen para las casas disqueras letras y aires que tengan pronta salida en un mercado notoriamente influido por los temas empalagosos y tremendistas de la música de carrilera.

Aspectos que también han contribuido a la vulgarización del poema.

Y si esto atañe directamente a la lírica popular debo reconocer, con más pena que alegría, que las nuevas generaciones de vates criollos, imbuidos, poco o mucho, de las corrientes literarias de moda se adentran por las áridas trochas del verso libre. No obstante estas incursiones hacia otras formas de construcción poética, el llanero terrígeno sigue cantando con su rima asonante o consonante, según el caso, cultivando esa vernácula Gaya Ciencia con la cual hace historia y rinde culto al paisaje, a su flora, a su fauna, a sus dioses tutelares, a sus espantos y a sus duendes, despertando ese numen natural que lo llena de orgullo y es inspiración a Sánchez Olivo, célebre poeta del llano apureño (Venezuela), cuando dice:

Mi verso viene del llano

Y al llano vuelve mi verso,

de allá viene y hacia allá va

por el rumbo del recuerdo

tal y como él me lo dio

así mismo lo devuelvo:

rudo, orgulloso, sencillo

sin adornos forasteros”.

1 Variedad musical de repentismo o improvisación de los copleros.

2 El perro de agua es una especie de nutria; gabán es un ave zancuda; el cachicamo se conoce en otras regiones como armadillo o jerre jerre; periquera hace relación al perico, ave familia del loro; araguato es un mico de la región.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: