Tag Archive | Ciencia Ficción

Audiocuento de ciencia ficción de Luis Cermeño

UNDERWORLD Y ELLA

(Cuento inédito de Luis Cermeño)

underworldy

 

 

 

 

Leer y descargar en pdf:  UNDERWORLD Y ELLA

 

 

Vean: Aelita, la Reina de Marte. La primera película soviética de ciencia ficción.

aelita

Fascinante, para esta depresión, y el mal sabor que dejan los últimos domingos de mes.

Nada como escapar a los mundos paralelos soviéticos.

Aelita, La Reina de Marte, es una película de 1924  dirigida por Yakov Protozoan, basada en la novela homónima de Alexei Tolstoy, no el León de la Literatura, sino su primo, o algo así, un ruso de todos modos  que tenía como alias:  Camarada Conde. Acreedor de los prestigiosos  premios Stalin y la orden de Lenin, era un escritor de SCI FI de la buena.

A disfrutar pues, de la adaptación a cine  de la SCI FI de este Tolstoy.

[via io9]

Reflexión dominguera en torno el planeta de la ciencia ficción

stinker

Estábamos compartiendo picobotella  una gaseosa de tres litros  después del chico de partido, cuando el mosco López me preguntó qué pensaba de los teóricos de conspiración como Icke o Benitez.

Para mí los teóricos de conspiración son de los mejores lectores de ciencia ficción que existen y sus mejores promotores.

¿Por qué? preguntó el mosco

Veréis, Lo bonito de la ciencia ficción es que no inspira tanto la teoría científica (que lo hace a un nivel digamos muy poco representativo) como inspira excelentes teoría de la conspiración para fliparla.- Gracias a 1984 tenemos la conspiración del NWO, a Mundo Feliz la de las farmafias eugenésicas y a They Live teoría de los reptilianos entre nosotros (Por no contar que la teoría de la Tierra Hueca también viene de Julio Verne, ni la de la invasión de marcianos H G Wells) .

Larga vida a la ciencia ficción y prosperidad a las teorías de la conspiración . 

Lo mismo, para mi no existe mejor lector de Lovecraft que Luis Carlos Campos, y esta reseña supera con creces cuanto estudio literario se refiere a la obra del autor de Providence: Simbología anunnaki mkultra reptiliana en Lovecraft y los Mitos de Cthulhu

¿Y qué es el amor? Intervino el Caballo Avendaño que estaba atento a nuestra conversación.

Una teoría de la conspiranoia. Contestó el flaquito Montoya.

Yo me puse triste y me fui a ver videos sobre Portales Estelares en Irak.

Ellos se quedaron hablando sobre los ovnis y descubrieron al rato que la dignidad humana es lo que cuenta en estos asuntos.

https://www.youtube.com/watch?v=khb0_ktdil8

Representación purgada

Por Luis Antonio Bolaños De La Cruz

Viñeta de la periferia del Imperio Decadente, donde convoco excentricidad y exotismo para que campeen por doquier, eso sí con consecuencias no siempre pertinentes; he tratado de pescar la nitidez de Sheckley pero condimentada con el erotismo que nos entregara Silverberg en memorables paginas, eso si en el marco de un ensueño de la época de mi primera adultez.

Fantasy Noir 092

Luis Royo

Atravesamos zonas de guerra, peligrosas y repletas de vericuetos, logramos camuflarnos y escondernos de las flotas en contienda, hasta arribar a este planetoide con cierta gravedad y atmósfera donde podemos repostar e inclusive holgar el cuerpo. Alcanzamos a visualizar que un par de continentes acribillados de lagos y cubiertos de selva se conectaban por media docena de archipiélagos ocupando un hemisferio, había un océano extendiéndose por el resto; la memoria de nave señalaba que “los nativos Kas no son ni hospitalarios ni hostiles, pero se caracterizan por un acendrado espíritu de limpieza e higiene, lo cual desencadena no pocas bromas hacia sus costumbres”. Aleccionaba sobre: “Entre los reflejos que destellan en su proceso civilizatorio concreto, y que van agudizando su afinamiento para relacionarse con otras especies y aligerando su sutileza para tornarlo ecuménica se encuentran aquellos procedimientos higiénicos que van moldeando de manera paulatina las sensaciones corporales referidas a la sanidad para no confundirlas con la sexualidad”.

Los Kas (denominación popular abreviada) eran policromos sobre fondo celeste o gris perla, redondeados (los delgados clasificarían como obesos) con nódulos dérmicos desparramados al azar y emplumados (plumas cortitas y suaves en paquetes de 3, 5 y 7 unidades), media docena de bracitos y dos piernas formidables para sostener un triple sistema excretor, uno renal delantero que culmina en el botón eréctil y dos posteriores para evacuar sólidos y semisóĺidos con tres nalgas, dos laterales y una central (lo cual significa columna vertebral muy larga y fuerte) complicada de figurársela hasta que captamos la funcionalidad de su diseño abombado que deja libres los pliegues interglúteos mediante arcos descendentes y confluyentes con solo cuatro hoyuelos sacros; compatibles sexualmente con los terráqueos con bioquímica similar (por lo tanto no son venenosas una para la otra) continuan atesorando misterios pero aceptan mezclarse en los puertos espaciales para actividades comerciales y de otro tipo.

Leer Más…

Uno de los videos musicales más subestimados de sci fi

"Whatimean-modjo". Licensed under Fair use via Wikipedia - https://en.wikipedia.org/wiki/File:Whatimean-modjo.jpg#/media/File:Whatimean-modjo.jpg

“Whatimean-modjo”. Licensed under Fair use via Wikipedia – https://en.wikipedia.org/wiki/File:Whatimean-modjo.jpg#/media/File:Whatimean-modjo.jpg

Antes de que en la pantalla grande Alfonso Cuarón nos deslumbrara con las magníficas tomas de la Tierra desde el Espacio, en la película Gravity (que le hizo merecedor del Oscar a mejor director); en el mundo de la música pop ya el director francés Wilfrid Buch había hecho lo propio con el video musical What I mean, del proyecto musical Modjo ( Romain Tranchart y  Yann Destagnol).

Este video fue el tercer lanzamiento del famoso proyecto, por lo que no tuvo tanta difusión como sus anteriores éxitos: Chillin’, ni definitivamente Lady (hear me tonight) que fue la que los catapultó al hall de la fama.

Para mí es una lástima que este video haya pasado sin pena ni gloria por los canales de videos, pues realmente su calidad gráfica como la historia de la alucinación del astronauta, lo ponen dentro de la tradición de fantasías espaciales como Gravity o Moon. Pues para que no pierda tanto en el recuerdo, lo comparto y recomiendo con los lectores de Mil Inviernos, que sabrán decirme si estoy o no en lo cierto, al afirmar que What I Mean es uno de los mejores videos musicales  de ciencia ficción subestimados.

Andrómeda, una burla a la evolución humana

Por Nelson Barón

radiosinantena@gmail.com

"la verdadera riqueza de la obra está, precisamente, en aquellos extractos que permiten reflexionar sobre la enorme fragilidad e imbecilidad de los humanos, de la que habrá de seguirse hablando, especialmente en las últimas horas de los días finales de su inminente destrucción cuando, aniquilada la Tierra por causa de ellos, muy probablemente dancen, en las ruinas del planeta agonizante"

“la verdadera riqueza de la obra está, precisamente, en aquellos extractos que permiten reflexionar sobre la enorme fragilidad e imbecilidad de los humanos, de la que habrá de seguirse hablando, especialmente en las últimas horas de los días finales de su inminente destrucción cuando, aniquilada la Tierra por causa de ellos, muy probablemente dancen, en las ruinas del planeta agonizante”

Hace poco tuve la oportunidad de leer La amenaza de Andrómeda, un best seller de ficción científica de Michael Crichton, escritor norteamericano, licenciado como médico en su juventud, el mismo autor del clásico Parque Jurásico.

Allí se narra que Andrómeda es un microbio –con la potencialidad de transformarse en un superorganismo aún mayor que todo lo conocido–, capturado por el satélite Scoop VII, lanzado por militares norteamericanos en plena Guerra Fría, como parte de una misión cuyo objetivo es desarrollar armas biológicas de aniquilamiento inimaginable. Nada mejor que tener un artefacto letal, a partir de un desconocido microorganismo extraterrestre, cuya mortalidad es implacable y contra lo que no es posible prever antídoto alguno; la bacteria Andrómeda mata por una de dos vías, ambas espantosas: coagula de inmediato la sangre del huésped, de modo que el torrente sanguíneo deviene una elongación tiesa y oscura, casi negra, que dejará en el mismo estado a los órganos internos; o afecta la capacidad cerebral del infectado, generándole un trastorno nervioso que lo empuja a suicidarse como le venga a la mano, no sin antes despachar a la otra vida a cualquiera que se le aproxime.

Cinco científicos, enviados a una plataforma de laboratorios subterráneos, investigan muestras vivas del ente biológico desconocido, así como a un bebé de dos años y a un anciano adicto al alcohol, únicos sobrevivientes de la mortandad ocasionada por aquel ser microscópico que, al quedar adherido al satélite Scoop VII, artificio obligado a aterrizar en un sector despoblado de Arizona, ha arrasado, a través de los tipos de decesos antes descritos, a todo un poblado de casi medio centenar de personas, situación que pone en vilo al gobierno norteamericano que, como medida preventiva, para evitar una epidemia en su territorio causada por su propia estupidez, tiene previsto dejar caer una bomba nuclear sobre los alrededores para conjurar el mal definitivamente.

Leer Más…

La duda, por Luís Antonio Bolaños De La Cruz

Hoy presentamos un nuevo relato de Luís Antonio Bolaños De La Cruz, esperamos lo disfruten tanto como nosotros.

La Duda

(viñeta del Imperio Decadente)

Luís Antonio Bolaños De La Cruz

Partí de un sueño erótico de mi ya lejana juventud, cuando estudiaba en la Universidad Industrial de Santander, lo mezcle con una pulgarada de “Las 43 Dinastías de Antares” de Mike Resnick, una pizca de “La Ciudad de Piedra” de GRR Martin y añadí el ambiente de La Madonna de Clive Barker, y una situación de “Los Escándalos de Crome” de Aldous Huxley, este es el resultado y que me perdonen los autores nombrados.

kwang-si

Nuestra nave arribó a la órbita de Prim Klam con cierto adelanto, así que mientras el carguero semejante a un conjunto de burbujas aplastadas unas contra otras y acribilladas de perforaciones que permitían el flujo de las gabarras con mercancías hasta los ganchos de anclaje en los colosales hangares -distribuidos en el eje que albergaba a los reactores de hiperimpulso-, iba rellenando sus bodegas, nos permitieron bajar a su superficie. Eramos disciplinados y creíamos en la Reconstrucción de la República tras la caída del Imperio.

Me animé dispuesto a convertir la experiencia en motivo de placer. Cada cual cuando aterrizamos se dedicó a cumplir con las exigencias de sus obsesiones; la mía que era recorrer mercados y monumentos encontró en las megamoles del barrio comercial suficientes escondrijos que visitar. Se sucedían templos con esqueletos embutidos en las paredes metálicas con exposiciones de cópulas interespecies.

Me detuve con algo de cansancio al pie de una titánica cúpula que parecía haber gozado de mejores tiempos, semienterrada en la ladera arenosa que delimitaba el cuenco en que se esparcían las instalaciones del puerto; un susurro me distrajo, al inicio no encontré su procedencia, pero al repetirse comprobé que se emitía desde un paquete de harapos en la escalinata, al mirarlo observé su semejanza con un cuerpo humanoide y me acerqué para dilucidar su ronquido, había alcanzado a interesarme.

Lento, con frecuentes pausas, y a medida que avanzaba en su relato con mayor claridad, supe de las circunstancias de su desgracia. Compartió una preocupación y remarcó que tras perder sus fuerzas y ser arrojado al exterior de las minas de coltan, adoptó una misión: advertir a cada joven que cruzara por delante del edificio lo que podía sucederle si ingresaba: en su caso la arrogancia lo condenó, ignoró los signos y se extravió en los vericuetos de la trampa que se tendió a si mismo, para proseguir quería el equivalente a una cena, no escatimé mi óbolo y me dispuse a escuchar sentándome a su lado en el polvo de la grada vecina. Estas fueron sus palabras:

Estoy paseando en un salón enorme de paredes de protoplasma vegetal que gira en espiral, nudos marrones y cintas verdes lo atraviesan, está tachonado con negros conjuntos de pantallas circulares que simulan ejercicios coreográficos en su interior, apenas discernibles por los fogonazos plateados de los escorzos ejecutados que capta su superficie, sólo por eso era notable la sala, trate de tocarlos y la flexible epidermis registra los sensores de mi dedo pero no se abre para que pueda degustar la información acumulada en los movimientos. Tras distraerme interactuando con las figuras me coloco en postura de loto en un almohadón en lo alto de una columna, desde el cual me deleito con los cuerpos que se enraciman en las piscinas sucesivas que caen en cascada.

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: