Tag Archive | Ciencia Ficción

El próximo gran género: la Ficción Inmobiliaria

Si algo viene moldeando la forma del futuro estos años ha sido la ciencia ficción y el   mundo del sector inmobiliario.

Ballard-desert

En la ciencia ficción ya llevo un recorrido mayor de 15 años, pero en el mercado inmobiliario hasta ahora me empiezo a desempeñar. Estudios del sector arrojan unos resultados totalmente inesperados, presentando así una nueva perspectiva en el que los misterios  inherentes al ser humano se cristalizan en lo que se consideran sus deseos de satisfacción de las necesidades y lujos que ofrece la vida doméstica moderna.

 

Un cielo sin nubes, mortecino como el aire sobre una cisterna fría, cubría los muros y terraplenes de cemento de los edificios en construcción.

Rascacielos. J. G. B (tarrito rojo)

FICCIÓN INMOBILIARIA es un proyecto del Museo de los Desplazados, que surge del colectivo Left Hand Rotation:  consta (hasta el momento) de tres documentales en que se aborda, de modo colateral, los espacios urbanos como un ambiente que recrea los paisajes de las películas para generar una reflexión macro en torno a las inquietudes inmobiliarias en la vida moderna.

Ficción Inmobiliaria I:

En este collage de ficciones en las que la ciudad y sus habitantes son los protagonistas se esconde el registro de los conflictos urbanos asociados al modelo socioeconómico de una época. De igual manera, sus desenlaces proyectan un abanico de soluciones sólo limitadas por la imaginación.
Quizás podamos apreciar el cine de ficción por sus revelaciones documentales, y otorgar nuevas resonancias y significados a este sugerente orden narrativo.

Ficción Inmobiliaria II:

La secuela de Ficción Inmobiliaria continua recopilando materiales encontrados en películas de ficción donde las problemáticas asociadas a la cuestión de la vivienda (especulación inmobiliaria, procesos de gentrificación y consecuencias de la globalización en la ciudad contemporánea) aparecen en la trama principal o con cierta relevancia en su línea narrativa.

 

Leer Más…

Reventón en la Borregomátrix. Caso Steagnus vs Parcerisa

“Deberías de ver al mundo como una conspiración manejada por un grupo intrincadamente unido de personas casi omnipotentes, y deberías de pensar en esas personas como tú y tus amigos”, Robert Anton Wilson

Con motivo del día del periodista.

Este es nuestro homenaje a los periodistas de ciencia ficción que cubren la realidad fuera de la desinformación, el estado de arte velado que nos mantiene en un estado de ilusión y engaño perpetuo impidiendo ver a los verdaderos actores del juego, en el que somos solo el rebaño de una granja humana. 

14 - 1.gif

Genesis del caso:

A los anunnaki se les dio por inventar la raza humana. y muchos siglos después nacieron sujetos rebeldes como Steagnus y David Parcerisa. Entre ellos han desenmascarado la gran mentira reptiliana que devasta nuestros corazones.  Pese a sus afinidades, surgieron diferencias, cuyos nombres y apellidos podemos citar a continuación.

Nibiru.

Zacharias Sitchin

Anton Parks

Divo Pesetero Icke.

Fundamentos del litigio:

Steagnus ha llevado a la incredulidad a David porque este muchacho ha optado por seguir con fe ciega los trayectos de Anton Parks, cuya metodología se basa en las regresiones a vidas pasadas en donde ve los cimientos de la civilización y allí pues, dice observar estas razas reptilianas que nos esclavizan.

tumblr_mz8vfpQNb61qhz95yo1_500.gif

Tercera parte en el litigio.

geniopa

El arbitraje genial

Un genio circula como un fantasma en las huestes de la conspiración. Se llama don Genio Palacios. Tal vez fuese él, el primero en llamar la atención en la tensión entre estos dos pesos pesados de la teoría conspirativa. Poniéndose Palacios como una tercera vía, al mejor estilo de Tony Blair.

¿Quién es el comunista de estos entresijos? Algunas veces creemos que don Steagnus semeja el rabino Josef Stalin, luego sospechamos de Parcerisa, pero nunca perdemos de vista, al gordo masón de JL de mundodesconocido.es, su fisiología cambiante nos hace pensar en esos extraterrestres shape shifting que engañan a los hombres desde tiempos milenarios.

Hemos descubierto con sorpresa que a grandes pensadores como Salvador Freixedo les han introducido chips en la cabeza para que repitan el mismo discurso una y mil veces. El mismo recuerdo falso de Puerto Rico y la visión de los ovnis en México se confunden en su cerebro debido a la ingesta de carne de chupa cabras.

Leer Más…

Viaje sonoro de Quasar J-01: spaceship earth

quazarj01

Nos complace presentar el decimoquinto álbum de Quasar J-01, del músico chileno Christian Álvarez Rojas:  Spaceship Earth.

El título alude al concepto acuñado por el ingeniero e inventor Buckminster Fuller, quien propone la metáfora de ver a nuestro planeta como una gigantesca nave en la cual podemos recorrer el cosmos, pero con la exigencia de aprender a convivir y a mantener un equilibrio que le permita ser habitada por futuras generaciones. En 7 temas instrumentales, busco recorrer mis principales influencias musicales dedicándolos a mi principal influencia no musical: la astronomía, su historia y sus personajes célebres. Así homenajeamos a Valentina Tereshkova, primera mujer en el cosmos, a Galileo, y también a Eilmer de Mamesbury, quien en el lejano siglo XI ya soñaba y trabajaba para que nuestra especie conquistara la bóveda celeste.

Se puede escuchar acá: https://soundcloud.com/christian-alvarez-rojas/sets/spaceship-earth-2016

Y escuchar y bajar acá: https://archive.org/details/QuasarJ01SpaceshipEarth

Reflexión Molecular sobre la interfase entre mainstream y Ciencia Ficción. Por Luis Bolaños

Reflexión Molecular sobre la interfase entre mainstream y género de CF (Luis Antonio Bolaños de la Cruz) domingo, 1 de noviembre de 2009 / Ciencia Ficción Perú

atwoodoryx.pngDiversos artículos a lo largo de los dos últimos lustros (recuerdo por ejemplo, uno de Niño de Guzmán) me ha suscitado diversas emociones, indignación pero también lástima, por eso deseo empezar con un tándem que vincula mis dos definiciones más queridas de CF:

“Es la rama de la literatura fantástica que se dedica a especular sobre las variables fundamentales que caracterizan a la humanidad –y sus anexos- en todo tiempo y lugar” (la clave aquí es fantástica, no tecnológica) y

“La CF es el género o subconjunto literario que al funcionar como agujero negro da cuenta de los demás subconjuntos literarios y del conjunto mayor o mainstream” (la clave aquí va de inclusión a adsorción, ya que apenas desde cualquier otro género o del mainstream pueden abordarse esos temas anteriores que son el fundamento de todo relato de CF).

Es más, parece que los acercamientos referidos a la segunda definición, convierten a los textos que abordan su interpretación en verdaderos objetos en el borde del anillo de Schwarszchild de un “black hole”, o sea que caen o son atraídos dentro de la CF, lo cual provoca no poco desconcierto en aquellos críticos que relegan o ningunean a un género, tan complejo que es capaz de realizar semejante artificio y embutirse lo que se acerca sin contemplaciones. De allí la proposición de subconjunto que da cuenta, en palabras de Douglas Adams, de “la vida, el universo y todo lo demás”

Lo cual significa por un costado, que la CF es profundamente humanista (percibida desde la vertiente fantástica por las preocupaciones esenciales que promueve), y por otro lado que cualquier relato que se aproxime a su anillo temático de Schwarszchild es devorado irremediablemente por ella –recordar que una vez encajado le ocurrirá lo mismo que le sucede a cualquier materia, energía o información en el interior de un agujero negro: será incapaz de abandonarlo- y eso a pesar de los plumajes erizados, las negaciones a porfía, las doctas disertaciones sobre la trascendencia y la incapacidad de numerosos críticos para asumir que un género despreciado por su vinculación inicial con los pulps, pero denominado a la posteriori como “literatura culta para masas”, pueda esgrimir esas características.

Por eso recurren al ajado argumento que sostiene que cualquier obra de un escritor de mainstream no puede ser CF… porque la trasciende. Ante semejante contumacia no queda más que carcajearse cuando leemos a Philip Roth y su ucronía (que por cierto no es descubrimiento de él como se atrevió a decir algún crítico despistado) o a Ishiguro y su novela “Nunca me abandones”, tan parecida a una novela de Michael Marshall Smith (Clones) o al film “La Isla”. En este punto recuerdo la provocadora frase de Michel Houellebecq rubricando que lo único trascendente de la literatura del Siglo XX es la ciencia ficción.

Y ahora ocurre igual con el ganador del Pulitzer Cormac McCarthy y “La Carretera”, espléndida y brutal novela de CF, que ha originado un diluvio de comentarios elogiosos en blogs, revistas y periódicos, donde por lo general la tildan de postapocalíptica, pero eluden señalarla como perteneciente al género (alguno vergonzante dirá que es cercana); no obstante para los aficionados no existe motivo de engaño, les recuerda tantas y diversas peripecias descritas por David Brin (El Cartero), Robert McCammon (Canto del Cisne), Stephen King (Apocalipsis), Sonya Dorman (Corre, corre, corre, dijo el pájaro), Plop, un auténtico descenso a los infiernos debido a la pluma de Rafael Pinedo, o Richard Corben (Mundo Mutante) o las diferentes series de aventuras postcatástrofe (ambiental o atómica o cualquier otra causa) que las historietas argentinas de Columba y Skorpyo se esforzaron por esparcir en América del Sur. Quizás la diferencia fundamental estriba en el estilo, breve, compacto, èpico y casi poético de la triste novela, y no en la lacerante, áspera, sin resquicio para la esperanza, terrible acontecimiento que nos despliega, y que tan común es a ese tópico particular de la CF. Y es que tenían que leerlo proveniente de un autor “normal” para reventarle cohetes y prodigarse en elogios.

Parafraseando a Harry Harrison repito para comparar: que una vez veías al cowboy cabalgando hacia el sol rojo de un atardecer o seguías los incidentes que franqueaba el antihéroe de una novela negra para solucionar un crimen, las habías -en cierto modo- leído todas, pero la infinita gama temática de la CF que se expande como la galaxia o que siguiendo con el icono del “agujero negro”, interactúa dinámica con su entorno literario: tragando lo que colinde o se acerque, girando sobre si misma para morderse la cola y/o parodiarse, vibrando e insertándose en otros soportes (historietas, comics, películas, música, teatro, modas) con un talante peculiar: por sus características genera una distorsión extrema en tiempo y espacio; y encima, va creando la masa crítica que permite prepararse para la novedad, medida por la fuerza gravitatoria que ejerce en la humanidad (en el listado de los filmes más vistos -y tomando en consideración que el cine es el arte del siglo XX como decía Lenin- la mayoría son pertenecen al género y ni se diga de la tecnología que usamos en la actualidad, soñada o propuesta en sus textos desde el siglo XIX)

Leer Más…

Crónica de las caricias de Andrés Felipe Escovar en Axxón

La revista Axxón sigue siendo una de las máximas exponentes de la producción actual de ciencia ficción en el continente y en el mundo (pese a las múltiples crisis que ha atravesado en los últimos tiempos), por esta razón celebramos la reciente publicación del cuento “Crónica de las caricias” de nuestro co-editor Andrés Felipe Escovar.

tapa

 

Esperamos lo disfruten: CRÓNICA DE LAS CARICIAS 

SUPERSONIC 3 Panzada de CiFi para terminar año

12273773_854828744614731_8279422958986203558_o

 

Ha salido a la venta el número destinado a la Navidad 2015  de SUPERSONIC (publicación online destinada a comunidad de aficionados a la ciencia ficción, fantasía y terror) : https://lektu.com/l/supersonic-magazine/supersonic-no3/4051  

Incluye relatos originales de Víctor Conde, Alberto Chimal, Nieves Delgado, Dávid Gálvez, María Angulo Ardoy,  Juan González Mesa, José Luis Merino y Bruna Atamante y nuestro co-editor:  Luis Cermeño. También traducciones de prestigiosos autores, artículos, entrevistas y las habituales secciones de la revista. 

En palabras de la escritora y editora argentina Laura Ponce, este tercer número es  “Una panzada de CF internacional para terminar el año” y , cómo no, qué más se puede pensar al ver el índice: 

Tapa: “Supersónica” de Ittai Manero

Tabla de Contenidos

Editorial
Ficción — “Atar nudos” – Ken Liu
Info — Cuentos para Algernon: Año III
Sección — Mutatis Mutandis: De optimo genere – Manuel de los Reyes
Ficción — “Génesis” – Nieves Delgado
Sección — Reconocimiento digital: Max Gladstone – María Leticia Lara Palomino
Ficción — “El lenguaje de los cuchillos” – Haralambi Markov
Entrevista a Francisco Jota-Pérez – Cristina Jurado
Ficción — “Frío” – Alberto Chimal
Ficción — “Clasificación de libros” – Alberto Chimal
Ficción — “Canon” – Alberto Chimal
Ficción — “Tresenrama” – Alberto Chimal
Sección — All Your Short Are Belong To Us – Elías Combarro
Info — Lorem Ipsum
Sección — Castillos en el aire – Mariano Villarreal González
Ficción — “All the Pretty Little Horses” – David Gálvez
Artículo — Editoriales de género en España – Cristina Jurado
Ficción — “Nacidos perfectos” – María Angulo Ardoy
Info — El señor de la lluvia
Sección — Lo fantástico a través de la pantalla – Alexander Páez
Ficción– “Ojoblanco” – José Luis Merino
Breve crónica del festival Cylcon 2015 – Pablo Bueno
Ficción — “Voces remotas en Albión (Parte I)” – Víctor Conde
Info — El Laberinto Mecánico
Sección — Ciencia-ficción dura en el idioma de Cervantes – Miguel Santander
Ficción — “Bruna, la muerta” – Bruna Atamante
Sección — Póker de cómics – Armando Saldaña
Relato — “Rio: Ciudad de monstruos” – Roberto Bartual
Sección — Lo bueno, si breve… – Xavi
Ficción — “Los rápidos azules” – Juan Gónzalez Mesa
Artículo — La liminalidad y la literatura fantástica – Silvia Schettin
Ficción — “Fantasma en el shell” – Luis Cermeño
Reseña: AfroSFv2 – María Leticia Lara Palomino
Reseña: A Borrowed Man, por Gene Wolfe – Josep María Oriol
Reseña: Luna, de Ian McDonald – Cristina Jurado
Reseña: Aquesta nit no parlis amb ningú! – Alexander Páez
Sección — Cifi 101: Cities in Flight, de James Blish – Miquel Codony

Fiction –“The Girl-Thing Who Went Out For Sushi” – Pat Cadigan

Interview with Pat Cadigan – Alexander Páez

Section — A Publisher’s Mistakes: On Conventions (II) – James Womack

Interview with Zen Cho – María Leticia Lara Palomino

Fiction –“Arvies” – Adam-Troy Castro

Fiction — Ghostwords II

SuperSonics 

Nuestra recomendación es que no pueden dejar de comprar y regalar esta revista profesional que ayuda a consolidar la literatura de género en español a nivel internacional. Supersonic magazine

De la arquitectura biológica y sus derivaciones, por Luis Bolaños

Tenemos el gusto de presentar este cuento de uno de los maestros de la Ciencia Ficción Colombiana, Luis Antonio Bolaños de la Cruz, esperamos lo disfruten:

luisarquitect

De la arquitectura biológica y sus derivaciones

Luis Antonio Bolaños de la Cruz

 

Compito con ilustres antecedentes a los cuales he extraído una imagen por allí, otra por allá: Dick (Aquí yace el wub), Leinster (Exploration Team), trilogía sobre los primeros habitantes de América del Norte (Michael Gear y Kathleen O’Neal Gear), Bradbury (Los marcianos), Van Vogt (Proceso) y Sheckley (El visitante de la aurora), con lo cual el relato culmina como una mera variación mezclada de los ideas de la media docena de autores nombrados, pero creo que agrega un adarme de apoyo a ese principio ambientalista “todo implica todo y todo se relaciona con todo” apuntando a un conecte cósmico, donde todos somos los demás y viceversa, aunque en el planeta del relato ocurre de manera literal.

Circunstancia

Las estrellas estaban allí, arracimadas, reproduciendo tanto el diseño embrollado de las redes de conexiones neuronales como el cableado que las interconecta para desencadenar breves neuromotos de actividad, corriéndose al rojo mientras frenábamos como podíamos, lanzando ráfagas de órdenes a través de los tableros de mando y dirección subsistentes, arrojando por compuertas y claraboyas materiales, instrumentos, basura, cadáveres, tratando de salvarnos, en búsqueda desesperada tras la falla en pleno viaje FTL (Fast Than Light) de algún dato planetario que coincidiera siquiera de manera parcial con las características terráqueas a que se amoldan nuestros cuerpos, ya que no tendríamos oportunidad para terraformar, o para permanecer en órbita por décadas, los daños transitaban de severos a graves en tanto brotábamos de nuestra trayectoria al espacio real y a medida que se encendían como ristras coloradas las luces de peligro en las pantallas y se hermetizaban niveles enteros, aumentando el listado de bajas, la preocupación se instalaba y el temor se expandía al cancelarse el límite de gestión de riesgos que programamos previamente.

Nuestra organave se liberaba de porciones, miembros, aparatos, ampollas y secciones, cauterizaba y cercenaba para amparar lo salvable, aplicaba eutanasia, apoptosis o ablación, según la rapidez requerida, los colores dóciles y tranquilizadores de los pasillos, y los vivaces y restallantes de las salas se ensombrecían y palidecían, latigueaban furibundos, mientras las funciones se alteraban, un galimatías de gruñidos, suspiros y lamentos brotaban de las paredes acompañados por fluidos, espumas y gelatinas que viraban a vómitos inescrutables, cintas de proteínas quemadas o manchurrones antiestéticos en pocos segundos. Con los hidropónicos y ecosistemas vegetales comprometidos y los criaderos desaparecidos, una preocupación adicional se percibía: la alimentación iba a escasear.

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: