Tag Archive | Ciencia Ficción

Laura Ponce sobre el Tecnotriller y la Ciencia Ficción

Portada de PROXIMA 24 – PRIMAVERA por Abel Saidman

Portada de PROXIMA 24 – PRIMAVERA por Abel Saidman

En la editorial del nuevo número de la REVISTA PRÓXIMA, dedicado al género del Tecnotriller, Laura Ponce (su directora) se cuestiona sobre la ciencia ficción y el tecnotriller, y su complicada relación.

Esta revista se puede se puede comprar por Mercado Libre:
http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-536067680-ciencia-ficcion-revista-proxima-_JM 

O, si estás en Argentina:  puntos de venta.

Editorial:

En una charla que tuvimos en la Feria del Libro de Quito, el escritor ecuatoriano Leonardo Wild me decía que la ciencia ficción ya no existía, que había sido reemplazada por el tecnotriller.

Creo que lo decía en el sentido de que, del mismo modo que los dinosaurios no desaparecieron sino que les crecieron alas (seguramente Michael Crichton apreciaría la analogía), la ciencia ficción no ha desaparecido de las vidrieras o de las listas de los más vendidos, sino que se ha transformado.

Así como otros subgéneros o “formas” de la ciencia ficción tales como la space ópera, el ciberpunk o la new wave son producto y reflejo del momento histórico en el que se desarrollaron, nuestra época parece demandar estas tramas veloces, llenas de intriga y acción trepidante.

No es cierto que no se escriba ni publique ciencia ficción, mucho menos que no se venda: Por ejemplo, Neal Stephenson, autor de Criptonomicón, alcanzó nuevamente el nro.1 en la lista del New York Times con Reamde (Nova, 2012), sobre un virus inmerso en el mundo de los juegos de guerra online. Ah, cierto, eso no es ciencia ficción, es tecnotriller, y si escribe así, si “se vendió al sistema”, ya no hace CF de la buena… Un momento:Stephenson también escribió Interfaz, sobre un político al que le implantan un chip en el cerebro que le permite seguir todas las encuestas, una novela sobre política, neurociencia y tecnología de la información; y anuncian que el año que viene saleSieteevas, sobre los sobrevivientes de la humanidad en un futuro lejano y post-apocalíptico, una novela de intriga política y militar, donde se habla sobre evolución, ingeniería genética y lo que entendemos por civilización.

Leer Más…

Veinte años de la tertulia de Ciencia Ficción de Bilbao, TerBi

LOGOTIPODEFINITIVO

Bilbao es una galaxia en donde nació hace veinte años una liga compuesta por los grupos TerBi y EspiralCF para luchar contra la República Literaria Generalista. Como en todo el mundo hispanoparlante (así haya bilingüismo), la condena a la ciencia ficción como algo adscrito a eso que llaman con desdén “arte popular” ha puesto al descubierto a la dictadura de los sensores del buen gusto y la intelectualidad.

Sin embargo, hay que tener presente que pueden generarse pensamientos arribistas y aparecer gentes que quieran colocar a la Ciencia Ficción como participante de la dictadura, de modo que surjan divisiones entre una alta y baja literatura del género… estamos ad portas del nacimiento de nuevos escuadrones en todo el orbe nervioso del fandom y las refriegas conducirán a más digresiones y divisiones hasta erigirse papas para cada una de las corrientes:

Ciencia Ficción, por Josef Amón-Mitrani

For art to exist, for any sort of aesthetic activity to exist, a certain physiological precondition is indispensable: intoxication.

Fotografía por: Luciana Marti ©

 

CIENCIA FICCIÓN

Alexandra, Alex, ese lindo y emborrachado y (ya) viejo personaje que voy a narrar en la tercera persona del singular, recordó que antes, mucho antes, no había problema con eso de comprar una botellita de aguardiente, un par de jamones y llevarse el mercado para el cuarto y comer y tomar y escuchar las músicas de David Bowie en el discurrir de las comidas y las bebidas y la hamaca y las músicas de David Bowie. Recordó que antes, mucho antes, el mundo no era más feliz (siempre supo que “La Felicidad” no era más que una idea estúpida que regulaba el andar de lo cotidiano). Pero, eso sí, recordó que antes, mucho antes, la vida era más tranquila: había menos máquina, menos prosopopeya. “Cuando tenía mi banda de punk y mi libretica de apuntes –se decía a sí misma– lo dejaban a uno con su jamón y su aguardientico y su rock and roll. Lo dejaban a uno con la tranquilidad esa que produce el fracaso”.

Antes, mucho antes, Alexandra leía a Bradbury con risita. Con esa risita que saca la ciencia ficción: “Ja, qué locurita esa. Ja, ja”. Pasaba algo raro ahí: sentía esa angustia extraña de la ciencia, de la ficción, de lo futuro; pero siempre, casi siempre, sabía que era sólo ficción, que era sólo ciencia ficción. Y terminaba el libro y lo cerraba y lo dejaba en la mesita de noche y miraba pal techo y ahí venía el “Ja, qué locurita esa. Ja, ja”… Y Alex recuerda (hoy) esa risita y trata de meterse en ese cuerpo lejano (de niña linda del pasado) que leía a Bradbury con ese sarcasmo y esa risita y, como hablándole a un amigo imaginario, mira su cuarto lleno de cámaras y de pantallas y se dice a sí misma: “si yo hubiera sabido que hoy no puedo comprar mi aguardientico y mi jamón, y que no puedo escuchar mis músicas de David Bowie en esa hamaca que antes, mucho antes, colgaba en la esquina de mi cuarto, jamás…Óigase bien: JAMÁS me hubiera reído de la ciencia ficción”.

…Ese había sido un día malo para Alexandra. La verdad es que no siempre pensaba así.

JOSEF AMÓN-MITRANI

 

En nombre de la libertad: Ursula K. Le Guin

Ursula K. Le Guin abrazando a Neil Gaiman

Ursula K. Le Guin abrazando a Neil Gaiman

Este año la honrada al National Book Award  fue la escritora de fantasía y Ciencia Ficción Ursula K. Le Guin, de quien ya habíamos destacado su apuesta por la utopía anarquista,

Estas fueron las palabras con las que engalanó el evento tras haber sido presentada por Neil Gaiman:

(La traducción la hago de la transcripción del livestream que realizó  Parker Higgins, activista de la EFF,  en su página:   ursula k le guin at the national book awards – mayúsculas y  negritas van por mi cuenta)

Gracias Neil, y a todos los que me ofrecieron este hermoso reconocimiento, mis gracias de todo corazón. Mi familia, mi agente, editores, sepan que mi presencia acá es su labor tanto como la mía, y que este hermoso reconocimiento es tanto como para ellos como para mí. Y yo disfruto al aceptarlo, y compartirlo, con todos los escritores que fueron excluidos de la literatura durante tanto tiempo, mis compañeros autores de fantasía y ciencia ficción – Escritores de la imaginación, quienes durante los últimos 50 años vieron estos hermosos reconocimientos ir para los así llamados realistas.

Creo que vienen tiempos difíciles cuando estemos buscando las voces de los escritores que puedan ver alternativas de cómo vivir ahora y que puedan ver a través de nuestra sociedad afligida por el miedo y sus tecnologías obsesivas hacia otras formas de ser, e incluso imaginar algunos terrenos reales para la esperanza. NECESITAMOS ESCRITORES QUE PUEDAN RECORDAR LA LIBERTAD. POETAS, VISIONARIOS –  LOS REALISTAS DE UNA REALIDAD MÁS AMPLIA. 

En la actualidad, pienso que necesitamos escritores que sepan la diferencia entre la producción de una mercancía de mercado y la práctica de un arte. Desarrollar material escrito que se ajuste a las estrategias para maximizar el beneficio corporativo y ganancia publicitaria no es lo mismo que publicar o escribir un libro responsable. (Gracias, valientes que aplauden)

Aún así, veo que las editoriales les han dado control a los departamentos de ventas; veo a quienes me publican en un pánico absurdo de ignorancia y avaricia, cobrando a las librerías públicas por un libro digital seis o siete veces más que lo que le cobran a los usuarios. Acabamos de ver a un especulador tratando de castigar una editorial por desobediencia y a escritores amenazados por una FETUA corporativa, y he visto a muchos de nosotros, los productores que escribimos los libros, y hacemos los libros, aceptar esto. Ver a los especuladores de mercancía vendernos como desodorantes, y decirnos qué publicar y qué escribir. (Bueno, yo también te quiero, precioso.)

Saben, los libros no solo son mercancías. La motivación por el ingreso frecuentemente está en conflicto con los propósitos del arte. Vivimos en el capitalismo. Su poder parece inescapable. Así parecía el divino derecho de los reyes. Cualquier poder humano puede ser resistido y cambiado por seres humanos. La resistencia y el cambio frecuentemente empieza en el arte, y muy a seguido en nuestro propio arte – EL ARTE DE LAS PALABRAS.

He tenido una larga carrera y una muy buena. Ahora aquí, al final de ella, realmente no quiero ver la literatura Americana vendida al primer postor. Nosotros que vivimos de escribir y publicar queremos- y debemos demandar- nuestra parte justa de las ganancias. Pero el nombre de nuestro hermoso reconocimiento no es el ingreso: ES EL NOMBRE DE LA LIBERTAD. 

Gracias.

Leer Más…

La verdad de los espíritus chocarreros develada por Christopher Nolan

image

Si la bruja del 71 hubiese estado presente cuando ocurrían las manifestaciones fantasmales frente a la hija de Cooper en “Interestelar”, el viaje intergaláctico, el encuentro con una vikinga como es la hija del físico, y muchos más embrollos se habrían evitado. La bruja del 71 desde un comienzo develaría la naturaleza de ese espíritu chocarrero que instigaba a infligir las más enrevesadas interpretaciones a la entonces hija del astronauta Cooper; los seres aparentemente tridimensionales se convertirían en chupacabras que deambularìan por distintas posibilidades universales, los toques de Kiko, el temblequeo de El Chavo, el miedo de Don Ramòn y los reproches de doña Florinda se trocarían por huellas hechas a propósito desde distintos espacios:

 

Susana se está muriendo, un corto de Ciencia Ficción

jokin_urruticoechea_santiag

Aún los mugidos de las vacas no se relacionan con los deseos dirigidos a un amante sin rostro conocido ni las cabezas de los delfines, asomadas en un océano nocturno, son el comienzo de hechizos que nacen de los párpados de un aymara que cabecea como loro enjaulado. Pero la alquimia tejida entre las imágenes y las palabras genera mundos donde la cotidianidad se rompe sin que dicha ruptura implique la utilización de alta tecnología. Esto  fue lo que hizo  Jokin Urriticoechea cuando dirigió y produjo, en 2013, “Susana se está muriendo”, un cortometraje que se adscribe a esa ciencia ficción que está convirtiéndose en tendencia en España y que cuenta, como uno de sus abanderados más importantes, con Nacho Vigalondo.  En “Susana se está muriendo”, la vida y la muerte se trastocan, pierden el carácter absolutorio y definitivo del mundo que, hasta ahora, se nos ha impuesto. La fatalidad se trastorna y la caducidad de los cuerpos y los recuerdos son detalles superables gracias a una técnica que conoce el narrador de la historia:

 

Susana se está muriendo from Jokin Urruticoechea on Vimeo.

La ambición de Rosetta y la apoteosis de Chury Weimar

Philae_touchdown_mediumEn el colegio conocí a un muchacho muy humilde que contaba con  uno de los nombres más preciosos entre los mortales: Se llamaba Chury Weimar. Hoy lo volví a recordar tras el contacto entre la sonda Philae y el cometa  67p/Churyumov–Gerasimenko. Celebremos  Chury:  Tu nombre ha vuelto a resonar en la historia humana y en mi cabeza, como un balanceo.

Así como la piedra de la que toma el nombre, la importancia de la misión Rosetta radica en que a partir de ella podremos descifrar más las claves sobre nuestro origen y nuestro destino como especie. Esto es, le estamos haciendo ingeniería inversa a la Panspermia. Pero aún no comprendo el significado del nombre de mi amigo.

Momento del aterrizaje de la Philae en el astro que rememora el nombre de Chury Weimar:

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: