Archive | julio 2012

La Jetée por J.G. Ballard

En 1962 salió una cinta de ciencia ficción que no necesitó de un gran despliegue de recursos técnicos ni de sofisticados diseños futuristas para cautivar a su audiencia. Era particularmente perturbadora por su marcado tono melancólico, en un género caracterizado más bien por su tendencia al optimismo. Era La Jetée de Chris Marker (Esta película la puedes ver online en este link: La Jetée), una película construida a partir de fotografías y una voz narradora. Este film cautivó a toda una nueva generación que buscó alternativas para trabajar el género desde nuevos enfoques  para abordar la complejidad humana. Entre ellos, J. G. Ballard, quien sintió una identificación inmediata con la cinta debido, en gran parte, a su experiencia de la guerra en la infancia, en la que conoció los campos  de reclusión en China.

En el prólogo de la edición griega de la autobiografía de Ballard, “Miracles of life”, Simon Sellars escribe al respecto:

Quizás Ballard es como el hombre de La Jetée de Chris Marker, un film que admiraba abiertamente, sobre la mutabilidad de la memoria. En La Jetée, el hombre, debido a las peculiaridades de viajar en el tiempo, se entera de que cuando niño había atestiguado su propia muerte. En Miracles, debido a las particularidades de la auto(bio)grafía, Ballard viaja por el tiempo con la revelación subsecuente de que como niño, Lunghua era el mapa de su futuro. Miracles, entonces, reúne a su ser más joven con el hombre viejo, permitiéndole a Ballard mirar otra vez a través de los ojos del joven Jim, observando su propia muerte inevitable con distancia, aún con una visión manifiestamente clara.

Sobre esta película, J. G. Ballard escribió:

Leer Más…

Los clásicos por los clásicos: KafkaXWells

Por Enrique Pagella

El genial pervertido

Podría decirse que existen dos tipos de artistas geniales, los que deslumbran y los que conmueven. Y si bien es un simplismo, funciona para la sobremesa: Salvador Dalí deslumbra y Van Gogh conmueve; Roberto Bolaño es de los primeros y Michel Houellebecq de los segundos; Fellini encandila y Luis Buñuel nos desestabiliza. Podríamos pasarnos la horas enteras metiendo artistas en las bolsas y otras tantas indecisos ante un genio al que no sabríamos dónde poner. A mí me parece que con el gran Dick nos pasaría éso, no sabríamos qué hacer con él. Y estoy seguro de que no dudaríamos en ubicar a Orson Wells con los encantadores y a Franz Kafka entre aquellos que enrarecen el sentido común.

Leer Más…

La Jetée, del hombre del siglo XXI: Chris Marker

Chris Marker fue un director de cine francés, además de escritor, fotógrafo, documentalista, artista multimedia y ensayista de cine. Murió el día de ayer, 29 de julio, a los 91 años. Fue llamado por Alain Resnais como: “el prototipo del hombre del siglo XXI”. Fue ante todo un visionario que inspiró gran parte de la Ciencia Ficción moderna. Desde cintas como “12 monos” de Terry Gilliam, hasta las novelas de William Gibson, quien comentó en su cuenta de twitter:

La primera vista de La Jetée fue aterradoramente visceral, poética, profunda. Impactó inconmensurablemente sobre todo lo que he escrito.

Hoy compartimos con ustedes esta obra que esperamos siga impactando en más generaciones.

R.I.P Chris Marker.

Virus infinito. Un poema de ciencia ficción sobre lo imposible

Extraño objeto capturado por el Hubble

Leí el poema “Virus Infinito” de AndrésFelipe Escovar en mi presentación sobre Tecnologías Imposibles, en el evento de Tecnologías Posibles organizado por Iván Terceros y Escuelab en el Centro Cultural España de Lima, en octubre de 2010. Además de este poema, recuerdo haber hablado en la charla sobre los sueños y de personas que se corrían sobre las pantallas de sus computadores portátiles.

Sobre este poema, Andrés Felipe Escovar escribió:

Estoy emocionado por la aeronave que fotografió el Hubble, apareció el mismo día que nuestra Álgebra resplandece junto con el grandioso Marsellota.

A pocos días de ver la re-impresión del Tríptico de Verano y una mirla, publicada en Chile, encuentro pertinente compartir este poema con nuestros lectores de Mil Inviernos:

VIRUS INFINITO

Andrés Felipe Escovar

Leer Más…

La cenicienta

Hubo un tiempo en que los niños eran considerados adultos en tamaño pequeño. Después de muchos siglos se convirtieron en infantes y, entre los cambios que eso generó, aparece la llamada literatura infantil. Se transformaron muchos relatos, casi todos considerados fantásticos, para que formaran parte de las imágenes de la infancia. Uno de los casos paradigmáticos  fue el de los cuentos de los hermanos Grimm; tanto Jacob como Wilhem, en pleno siglo XIX, decidieron hacer un acopio de las historias populares con una intención que apuntaba más a lo documental que a lo literario. El cambio comenzó  porque el volumen donde compendiaron las historias se llamaba “Cuentos de la infancia y el hogar” y muchos receptores creyeron que iban dirigidos a los niños en escenarios domésticos cuando lo que los hermanos planteaban era un material donde las historias se referían a hogares o a niños.

A continuación, “La cenicienta”, una historia donde hay amputaciones y desprecio:

Érase una mujer, casada con un hombre muy rico, que enfermó, y, presintiendo su próximo fin, llamó a su única hijita y le dijo: “Hija mía, sigue siendo siempre buena y piadosa, y el buen Dios no te abandonará. Yo velaré por ti desde el cielo, y me tendrás siempre a tu lado.” Y, cerrando los ojos, murió. La muchachita iba todos los días a la tumba de su madre a llorar, y siguió siendo buena y piadosa. Al llegar el invierno, la nieve cubrió de un blanco manto la sepultura, y cuando el sol de primavera la hubo derretido, el padre de la niña contrajo nuevo matrimonio.

Leer Más…

Hijos de Maro (quinta entrega)

Por Enrique Pagella*

A continuación nos complacemos en presentar la quinta entrega de esta novela.

Estas son las entregas anteriores:

Primera

Segunda

Tercera

Cuarta

V

Quedábase largo rato cada vez, observando los venéreos en el carmen lustroso. Yo también los comprendía. Parecían una inadmisible bestezuela huérfana, meritoria del volátil bermellón que detenía el planeo frente a nosotros y levitando decía con nuestras mismas palabras.

Todo lo que puede suceder sucede pero solo sucede lo que puede suceder.

Leer Más…

La ciencia ficción al servicio de la U.S. Air Force

 

Revista Quimera, 1986.  Número 58

A %d blogueros les gusta esto: