Archive | enero 2013

Co·Operaciones: libro para descarga de Labsurlab

cooper

Labsurlab es una red de iniciativas independientes que conforman: hacklabs, hackerspaces, medialabs y todo tipo de laboratorios y colectivos biopolíticos operando desde y hacia territorios de Sudamérica  buscando desde la experimentación y creación lograr  espacios de acción y representación. Co•Operaciones es una Sub-Red creada para dar continuidad al labSurlab de Medellín. Actualmente la conforman diferentes colectivos de la ciudad.

Este libro de libre descarga cuenta con  una selección de textos que conforman la  memoria del primer encuentro labSurlab en abril de 2011; seguidos de las memorias del proyecto,  llamado Co•Operaciones, realizado en Medellín durante el segundo semestre de 2012.

Puedes descargarlo acá:

Co.operaciones 

Mayor información:

http://cooperaciones.mdelibre.co/

América sin realismos mágicos: La lectura de Rafael Gutiérrez Girardot

girardot

El año anterior los suplementos literarios y revistas del gremio celebraban o intentaban dar cuenta de ese fenómeno llamado “boom” porque cumplía cincuenta años;sin embargo, muchos de los análisis dieron cuenta del fenómeno comercial y dejaron de lado las lecturas de los libros y algunos antecedentes de este momento. A continuación, un ensayo de Rafael Gutiérrez Girardot sobre este tema en donde, además, se refiere a la crítica del momento (que continúa con las mismas mañas):  “El fervor formalista, la terminología francesa, el snobismo semiótico, que siempre suelen combinar, misteriosamente, con una versión del materialismo histórico“.

Los olvidados: América sin realismos mágicos

Si con el “boom” la literatura hispanoamericana entró de lleno al mercado librero mundial, la crítica literaria que lo acompañó se convirtió por razones propias del negocio en la necesaria apología para el consumo de esos nuevos bienes.

Y como el “boom” fue un club heterogéneo que sus apologetas presentaron como una flor silvestre, desaparecieron de sus interpretaciones las más elementales referencias históricas. Mientras vivió, se incluyó en el club de los notables a Leopoldo Marechal, pese a su antigua adhesión a Perón y posiblemente sólo por su posterior homenaje a Cuba, sin percatarse de que históricamente él fue uno de sus presupuestos. José María Arguedas no cupo del todo en la ilustre mesa redonda, aunque su obra o más exactamente la problemática a la que él se enfrentó y que en parte lo condujo al suicidio es otro de sus presupuestos. Pues el fracaso del indigenismo como sustancia de una literatura “americana auténtica”, que quiso salvar Arguedas y que sin duda enriqueció con su conocimiento íntimo del mundo indígena —del que carecieron en igual medida los burgueses citadinos que se consagraron a describirlo—, fue demostrado por novelistas como Marechal, Eduardo Mallea, Agustín Yáñez, quienes, sin proponérselo, pusieron de presente con su obra la insuficiencia literaria y la estrechez humana de esa poética. El indigenismo, su fracaso y sus superadores constituyen el subsuelo histórico y, para decirlo con una frase de Kant, la condición de posibilidad del llamado “boom“.

Leer Más…

Ubik: book trailer de Philip K Dick en italiano

Este es el trailer de lanzamiento para la novela Ubik, de Philip K. Dick, traducida al italiano por la editorial Fanucci. Está narrado a la manera de los epílogos con los que Dick inicia cada capítulo de su novela: como la publicidad de un aparente spray milagroso, esencial para todos los quehaceres domésticos.

Yo soy Ubik. Antes de que el Universo existiera, yo existía. Yo hice los soles y los mundos. Yo creé las vidas y los espacios en los que habitan. Yo las cambio de lugar a mi antojo. Van donde yo dispongo y hacen lo que yo les ordeno. Yo soy el verbo, y mi nombre no puede ser pronunciado. Es el nombre que nadie conoce. Me llaman Ubik, pero Ubik no es mi nombre. Soy. Seré siempre.

Más info: vimeo 

Pedro Sánchez Merlano, un día ante la genialidad literaria.

benavidezbn

Por: René Alvarado.

Pedro no tiene malos recuerdos porque su  desdicha es presente. Llego a su departamento en el barrio Veinte de Julio de Bogotá. Son las 12 del día pero en casa del escritor parecen las 12 de la noche. “Eso fueron esos hijueputas edificios que taparon la vista”, reniega Sánchez Merlano, señalando la ventana que se abre como la boca negra de un africano.

–       Hace mucho tiempo había mucha luz, pero ya ve, las cosas cambian.

Por hacerle un guiño literario le digo que el fútbol también muta y su amado América está en la B.

–       Y para siempre. Eso sí no volverá a cambiar. Es muy difícil recuperarse de la derrota. Y los americanos lo sabemos; no somos como esos hijueputicas de otros equipos y esos escritorzuchos que dicen que lo que más les gusta de este deporte es el sufrimiento. Como dice Irving Welsh, es muy fácil filosofar cuando la mierda está en las venas de los otros. ¡Ah épocas! Se acabó el cartel y todo se fue para el carajo. Antes me la pasaba oliendo perico y por eso escribía mucho, porque no dormía, ¿me entiende? Ahora que no hay cartel, eso se puso muy caro y muy feo y ahora no puedo sino meter bazuco, y eso me pone a dormir. Ya casi no escribo y ando inapetente, en todos los sentidos. Si no, pregúntele a mi mujer.

Leer Más…

Bis: Lucio V. Mansilla

Por Enrique Pagella

Mansilla está en el medio, es el que tiene capa.

Mansilla está en el medio, es el que tiene capa.

Lucio Victorio Mansilla nació San Telmo el 23 de diciembre de 1831. Hijo del coronel federal Lucio Norberto Mansilla (héroe de la batalla de la Vuelta de Obligado) y de Agustina Ortiz de Rozas (hermana menor de Juan Manuel de Rosas, la belleza de la federación), Mansilla parecía destinado a ser un federal de pura cepa, pero su personalidad fogosa y ególatra, más un afán irrefrenable por los viajes, las mujeres y la literatura, hicieron que lo fuera pero un tanto díscolo y con el sospechoso aspecto de un unitario afrancesado, tal cual describe Esteban Echeverría a un unitario en El Matadero.

A los dieciséis años se enamoró de Pepita, hija de franceses, con la que planeó fugarse a Montevideo en una barcaza pero debido a la infidencia de un amigo, la romántica pareja fue descubierta con, por decirlo de alguna manera, las manos en los remos. De resultas, Pepita fue a parar a un convento y el joven seductor a la cárcel. Devuelto al seno familiar, su madre le exigió una disculpa pública, la correspondencia mantenida por la pareja y el retrato de Pepita, exigencia a las que Mansilla se negó, razón suficiente para que lo confinaran en la estancia familiar que administraba su tío Gervasio, de la cual se escapó rumbo a Chascomús, a la casa de su otro tío, Prudencio, donde, irredimible, sedujo a una de sus primas, Catalina, con la cual mucho tiempo después se casaría.

Leer Más…

Ficción que rinde cuenta del terror histórico: un encuentro con Los Once.

Print

William Faulkner decía: “La ficción en ocasiones es el mejor hecho”. Siguiendo este pensamiento, el colectivo de ilustradores Sharpball ha apostado BAkqMA9CcAAIqPy.jpg-largepor crear LOS ONCE, una Novela Gráfica de memoria colectiva colombiana por Crowdfunding alrededor de La Toma del Palacio, del año 1985.

Los Once está conformado por tres artistas: José Luis Jiménez, Miguel Jiménez y Andrés Cruz. Recientemente se integró al grupo Laura Ubaté Gonzáles, como manager.

Cuando nos encontramos en la estación de servicio, tuve la misma impresión con Miguel que la que luego  tendría con Laura. Una suerte de reminiscencia. No me sentía muy bien de salud y me preguntaba si mi cerebro se estaba poniendo demasiado flojo y no quería asimilar la información nueva, procesándola como información antigua; es un poco la explicación que desde las neurociencias dan a fenómenos como el Deja Vu. Bueno, resulta que a Miguel lo había conocido en otra época de mi vida, gracias a una amiga en común, a la que en la Universidad llamábamos La Guapa.

Leer Más…

Assur, de Francisco Narla.

Por Manuel García Pérez. @ManuelGarciaOri

C_ASSUR.indd

Madrid, Temas de Hoy, 2012.

 

Después de Olvidado Rey Gudú, de Ana María Matute, quizá no se haya escrito una novela de la relevancia medievalista, al mismo tiempo que literaria, de Assur. Los aspectos estéticos y formales definen el carácter de novela total e iniciática que el trabajo literario de Francisco Narla transmite a cualquier lector que se involucra en las hazañas de esta compleja saga de personajes diversos, perfilados en el dualismo del bien y del mal, del cielo y del infierno.

Lejos del revisionismo histórico, Assur es una obra literaria, eminentemente literaria, porque solamente la compleja psicología de algunos personajes secundarios dista del contenido de otras propuestas de las que dispone la actual producción de obras pseudohistóricas, de calco anglosajón, con las que el mercado español está saturando, por desgracia, todas sus iniciativas editoriales.

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: