Impresiones quiteñas. Por Julián Andrés Marsella Mahecha

la foto

Julián Andrés Marsella Mahecha sueña mucho y, entre la maraña onírica, se encontró aterrizando en la grandiosa Quito. Venía de Bolivia y, como uno andino furioso de lo puro triste, se ha adentrado en la consecución de un poema que circula por los procelosos caminos de la decepción y el encono amoroso: tiene fijación con los hombres que quieren morir a como dé lugar. También es un homenaje al gran futbolista boliviano que se ahorcó con una corbata: Chocolatín Castillo, el cacao más amargo de las cordilleras terrestres:

Impresiones quiteñas

 

Cuando Chocolatín se ahorcó con la corbata del banquero

te avizoré, Quito, desde los imperiales templos bolivianos

Caminé hasta tus alturas, descendiendo cual cóndor intoxicado

y caí, envuelto en espumaraja, en tu regazo frío

Se escuchará un clamor

cual bufido de cóndores muertos

En él, estaba sobre una cima, agarrado a un cóndor

Que le señalará el sur

a los palacios imperiales de Chocolatin Castillo

Desde Pichincha hasta el alto Bolivia

se riega la desdicha de ser un marica sin culo

Una vieja nave extraterrestre en los andes

como el humo de un amor cremado

en el mercado artesanal de las decepciones

se pliega a los sueños marcianos

de los escasos negros tristes que quedan

un anuncio de silencios es la respuesta

a las plegarias hechas desde la vieja cuna

de Manco Capac

mi  Manco es  Capac

Se intuye el canto de un canario borracho de lo marica

o quizás marica de lo puro borracho

Serranías por las que nunca anduvo mi corazón

anunciadas por mi culo quiteño

Son cuitas las entrepiernas de los negros guayaquileños

que apedrearon este candor andino

Vacíos son los ensueños de la catalanista

rielando en un Zeppelin en llamas

Ya no sé si estoy en Arbeláez, Quito, Yolombó

o en un cometa llamado deseo

De Venadillo a Oruro, mi acaloramiento no sopesa

la desdicha de estar vivo

Quise buscar la esencia del arequipe en Arequipa

para descubrir que allí se llama manjar

En Bolombolo me espera un niño minero

como los congoleños que mueren fumando Coltan

¿Dónde queda ese arequipe que compartíamos

con los dedos untados con mi primo Octavio?

-¡En la mierda!- me contestó el general Ramírez

 

El nido se engusanó

la catalanista naufragó en el cielo

los chulos presumen de nuevos manjares

frescos, como los cadáveres recién muertos

de Chocolatín y su hijo:

habitantes del paraíso

Frío de Serranía

Calor de hombre

Estoy como un palomito

a quien nadie empolla

(¡Español quiteño soy!)

En la plaza mayor de mi desdicha

extraños lustran mis labios

como el embolador que habrá

de arrebatarme las pertenencias

dejándome

más pobre

más calvo

más marica

que siempre y nunca

Emprenderé otro viaje digno del Ulises más marica

el Ulises de los andes tristes

Este amor macho ya no lo pago en Sucres

me dolarizaron la angustia

vale un Perú tu cuerpo

Me dolarizaron hasta el ano con ese cuento del socialismo del s xxi

Tocarme es tan difícil como encontrar un grano de oro en Potosí

en Potosí te espero mi niño de Bolombolo

para que escarbes           en mi pecho hasta       engusanarlo

No es más que atravieses el rumichaca de tu indiferencia

y nos veremos como los grandes

Emprenderemos vuelo

tocaremos el Zeppelin, ya en llamas, de la catalanista steampunk

le diremos:

-No habrá nueva conquista

se dolarizó el amor

Y se dolarizó el dolor

Y  yo, sin un puto centavo

para mi pasta base

Como un vampiro en Guayacas

como un iguano en el Bronx                                                                                                  sin sangre para calmar el ansia                                                                                                                   sin pipa para fumar bazuco

sin labios para besar brasuco

sin Brasil para bailar Samba do Janeiro

sin Quito para ponerlo

como una gallina

como una paloma

como un teflón

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: