¿de quién es la lluvia?

agua

Llueve y llueve en Bogotá y la ciudad se llena de esa atmósfera melancólica que le da a la sabana su aura tan característica. En medio de esa bruma gris me detengo a pensar y me pregunto qué pasaría si le quitaran a uno el derecho a disfrutar de la lluvia o si lo obligaran a uno consumir el agua más cara que le venden a uno las grandes corporaciones embotelladas o si las tarifas de acueducto subieran tanto que no pudiera uno ir mas al médico o enviar a sus hijos a la escuela.

De inquietudes como esas surgió la Guerra del agua de Cochabamba. La guerra del agua fue el nombre que recibieron la serie de protestas protagonizadas por los habitantes de la misma ciudad boliviana con las que entre enero y abril de 2000 exigieron que se terminara el contrato de privatización del abastecimiento de agua potable municipal. Ese contrato de privatización fue impulsado por el Banco Mundial y fue firmado entre el antiguo dictador de Bolivia Hugo Banzer, la multinacional Bechtel, la empresa norteamericana Edison, las empresas bolivianas A. Petricevich y S. Doria Medina y el consorcio español Abengoa S.A. Después de la firma del contrato y de que se diera inicio a la privatización, los habitantes de la ciudad comenzaron a quejarse de las desmesuradas alzas de la tarifa, y de que por ley se les prohibiera acumular el agua de lluvia. Todo esto culminó con las protestas, con la muerte de por lo menos una persona y con 170 participantes heridos.Este es el contexto en el que se desarrolla la película española de 2010, También la lluvia, dirigida por Icíar Bollaín en 2010. En ella, Costa (Luis Tosar), un ambicioso productor de cine a quien le interesa más rendir el presupuesto para ahorrarse los céntimos y Sebastián (Gael García Bernal), un director de cine joven e idealista, llegan a Bolivia. Llevan a su equipo de filmación hasta Cochabamaba por lo barato que les resulta: a cada habitante que contratan le pagan 2 dólares al día, por ejemplo. También por la autóctona población indígena, la cual les permite recrear sin mayor esfuerzo el Santo Domingo al cual llegó Cristóbal Colón.

Hay cosas interesantes de la película, como el hecho de que haya tres líneas narrativas mezcladas. La primera es la historia de la filmación de la película y de las transformaciones de los tres principales personajes principales: el director, el productor y el protagonista indígena cuando se enfrentan a la aterradora visión de la pobreza, la injusticia, la inequidad y la desigualdad y las presiones a las que se ven sometidos cuando son llevados al extremo en medio de la situación de la guerra del agua. La segunda es el desarrollo temporal de la guerra del agua durante el tiempo de la filmación de la película. Finalmente entre el presente de la filmación y el pasado se desarrolla la historia de la llegada de Colón a América, su obsesión por el oro, de varios de sus curas quienes se opusieron a la brutalidad y de los indígenas oprimidos y violentados.

A pesar de la floja actuación de Gael García y de lo estereotipado de algunos de sus personajes –como el atormentado, alcohólico e hipertalentoso actor– vale la pena dedicarle un rato a ver esta película y a pensar en algo como el motivo de la guerra del agua: la propiedad y el valor de los recursos naturales. Vale la pena ver la película para recordar la Guerra del agua y el valor de quienes protestan y se enfrentan a los sistemas de gobierno opresores y las corporaciones para lograr cambiar las cosas.

Si desea obtener más información sobre la guerra del agua también puede leer La guerra por el agua en Cochabamba, crónica de una dolorosa victoria de Manuel de la Fuente: http://www.umss.edu.bo/Academia/Centros/Ceplag/AguaMDLF.PDF

También puede ver el documental canadiense de 2003 en el cual se describe a la corporación corporación multinacional moderna, como un elemento que existe hace tan solo 150 años y que se ha llenado de poder. En la tercera parte del documental hay un apartado que habla sobre la guerra del agua.

La guerra del agua, Cochabamba, Bolivia, privatización del agua: Fragmento de la tercera parte del documental La Corporación Instituciones o Psicópatas

)

The Corporation – La Corporación, documental completo

)

@loloelrolo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

About LoloelRolo

Soy un artista plástico con ínfulas de escritor. Tengo una maestría que me hace culturalista. Ser cursi es mi pasión y stalker es mi emoción. Soy autor de una tesis sobre blogueros en Colombia. Me la paso leyendo blogs y escribiendo sobre sus autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: