La comunión pop de Warhol y Culkin

collagepop

 

La escena aparece en una película de Jorgen Leth llamada “66 escenas de América”; en ella vemos al ícono del arte pop, Andy Warhol, en una situación aparentemente pueril.  Destapa el empaque de una hamburguesa de Burger King, y la come acompañado de una salsa ketchup Heinz, tras terminar solo dice: “Mi nombre es Andy Warhol y me acabo de comer una hamburguesa”.

En noviembre de 2013, el otrora “pobre angelito”, ahora controvertida estrella, Macaulay Culkin decide recrear la escena de Warhol, pero esta vez no con una hamburguesa sino comiendo un pedazo de pizza.

Este video hace parte de la promoción de la banda de rock a la que pertenece Culkin, The Pizza Underground, que en mi criterio cumple su propósito de ser divertida y un desmadre que no se interesa por ocupar los primeros puestos de las listas de música.

Volvamos a  Warhol. En sus palabras -vehículos de un acentuado patriotismo norteamericano :

Lo que es genial de este país es que América empezó la tradición en la que los consumidores ricos esencialmente compran las mismas cosas que los más pobres. Puedes estar viendo televisión  y ver la Coca-Cola y sabes que el presidente bebe Coca, Liz Taylor bebe Coca, y piensas entonces que también tú puedes beber Coca. Una Coca es una Coca y ninguna cantidad de dinero puede darte una mejor Coca que la que el vagabundo de la esquina está bebiendo. Todas las Cocas son las mismas y todas las Cocas son buenas. Liz Taylor lo sabe, el presidente lo sabe, el vagabundo lo sabe y tú lo sabes.

Lo que sucede con la Coca-Cola, pasa con la Burger King y la pizza. Existe algo cercano a la comunión al ver que la hamburguesa que comió el genio del arte del siglo XX, Warhol, es la misma que podemos encontrar en la esquina. No es que al comerla participemos de su talento o gracia, sencillamente nos ayuda a reconocerlo como humano.

Tomad y comed todos de él, porque esto es mi Cuerpo, que será entregado por vosotros. 

1 Corintios 11:24

Lo mismo pasa con el “pobre angelito”, y más recientemente con la entrega de premios Oscar, en la que Ellen Degeneres pidió una pizza y la compartió con estrellas como Brad Pitt, Jared Letto y sabe Dios con quién más. Ver a Culkin o Pitt tragar un pedazo de pizza, los desmitifica. Los pone a nuestro lado.  Aún si están sentados en primera fila recibiendo los premios más codiciados del mundo del espectáculo, el gesto de comer algo tan prosaico como una pizza, nos hace pensar que ellos tan solo son otros seres humanos.

Es hora del almuerzo, y ver a Warhol y Culkin comer tímidamente frente a una cámara, me ha dado hambre.

Amén.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

About Luis Cermeño

| Science Fiction and Fantasy Writer | Co-founder, editor and blogger: @1000inviernos | Developing @Futugramma Amazing Stories spanish team #ASenespañol Interzone · milinviernos.com Personal Twitter: @addkerberos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: