El fantasma de Warhol y Brando

La noción de arte involuntario supone que hay algo que conduce a los hombres a acercarse al ideal de la belleza (cualquiera sea el contenido del mismo). En la presente foto aparece, con claridad, cómo el retrato de un campesino del nororiente colombiano semeja el que le hizo Warhol a Marlon Brando. Y si esto no es arte involuntario, podemos plantearnos la posibilidad de los arquetipos que solemos repetir en nuestros instintos visuales, recuerdos y sentimientos. En este caso se concluye que en un hombre están todos los hombres: Marlon Brando está en el campesino colombiano y el campesino colombiano en Marlon Brando. El tiempo, como única variable que nos permite discernir una sucesión, se convierte en un adorno pues no importa cuál de los dos retratos fue el primero; al fin y al cabo es el gesto que se repite, quizá infinitas veces, el que prevalece por sobre los rostros del fotografiado y la mirada del fotógrafo:

Marlon Brando

 

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: