Una lección de humildad extraterrestre

A la izquierda, el extraterrestre científico. A la derecha, la humildad hecha et.

A la izquierda, el extraterrestre científico. A la derecha, la humildad hecha et.

Humillar con la humildad es la tarea de los sabios. Para eso tenemos dos mejillas y varios orificios que pueden ser hurgados, y sin embargo, si se pide más que les piquen piña. El maestro Antonio Ribera, lo deja en claro. A los extraterrestres tenemos que inventarlos, porque las jetas de suficiencia de los más ingenuos creyentes de la ciencia (autodenominados escépticos jajaja) ya resultan muecas insoportables en estos momentos de lamentable estado de ánimo. 

 

Extendemos la invitación, de humillar con la humildad a tanto literato que se ha salido de su literatura seria para venir a dictar cátedra sobre los géneros que para ellos son como hermanitos menores bobos y que les sirven para obtener becas y viajar por el mundo. 

 

Bien lo dijo Jesús de Nazaret, para callar las risas nada mejor que una gota de sensatez venida del llanto de mi padre. 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: