LA MAYOR CONSPIRACIÓN. Charla en 8va@fliabogota

Mil Inviernos estuvo presente en la 8va feria de libro independiente y autogestionada. Además de poner a disposición del público la novela THE LOLA VERGA’S BIG BAND, a través de dos librerías independientes amigas, también participó en el evento por medio de una charla. La charla fue espontánea pero guiada por un libreto que se puede leer como un ejercicio que se puede reproducir en el futuro, a partir de las preguntas que se sugieren al final.

 

Introducción por Andrés Felipe Escovar (@eskrraga) :

El divorciado y el abducido incurren en el anhelo del retorno de la visita. No importa que la misma se dé para diseccionarlos, despedazarlos y abrir sus cuerpos en aras de alguna disposición metafísica que los haya hecho comportarse como se comportaron.

El abducido y el divorciado se preguntan si acaso todo fue una alucinación o una treta para hacerlos crédulos. Claman por algún respingo de la realidad que les indique que ella anda por ahí, succionando la vida de sus huesos, y les dicte recuerdos de hechos imposibles.

La realidad les inocula una infección de viajes intergalácticos embarazados de amor.

La sinapsis entre el fenómeno ovni y fenómeno amor es el miedo a la soledad y el abandono. Estos propician nostalgias ajenas  a los estatutos dictados por los científicos más acendrados en sus certezas de evidencias, causas y efectos.

Nada  volverá a ser igual luego del amor o de un avistamiento Ovni: el firmamento y los genitales cambian para siempre.

Disfruten pues de este entremés en donde Luis Cermeño expuso, con la seguridad de Samael Aun Weor, todo ese entramado que nos deja más que cabezones a los divorciados y abducidos. Sea este el momento propicio para iniciar una nueva navidad de siempre.

LA MAYOR CONSPIRACIÓN DEL UNIVERSO CONOCIDO

Por: Luis Cermeño

 

Hoy hablaré sobre la mayor conspiración del Universo Conocido, dentro del marco de la Teoría de la Conspiración.

Para las élites culturales, la teoría de conspiración es una histeria colectiva de las clases medias. Para los racionalistas, una forma mítica a la que recurre la gente para tratar de darle sentido a un mundo complejo con unas relaciones de poder insondables y unas epistemologías enrevesadas que urgen una explicación más sencilla, aunque caiga en el terreno de lo fantástico y lo absurdo.

Ambas aproximaciones a la teoría de la conspiración, me temo, son ciertas. Como también son ciertas las palabras de Joseph Heller: “solo porque seas paranoico no significa que no te estén persiguiendo”. Tampoco es falso el mensaje que me salió el otro día en una galleta de la suerte china: “La teoría, en la práctica, es otra”.

Esta será, pues, una conversación en el terreno de la pragmática de la conspiración. Y para el caso, se enfocará en los dos fenómenos más trascendentales de la existencia humana en los límites de esta realidad: El fenómeno OVNI y el concepto universal del AMOR.

Siguiendo el largo camino trazado por “escritores malditos” como Andreas Faber-Kaiser y Salvador Freixedo, se considera que el fenómeno OVNI es el suceso más importante en toda la historia de la Humanidad. Pues éste comprende a a cabalidad tanto el origen de las religiones como las tramas políticas y de poder de todos los tiempos; a través del fenómeno OVNI se entiende el magnífico acontecimiento de la vida esparcida en todas las galaxias, se explica tanto el origen –modificación- de la especie Humana como su propósito y hasta el mismo núcleo de la naturaleza de la realidad se pone en cuestión.

Estas “lámparas de sabiduría”, como las describió el monje budista Xu Yun, han estado por siempre en este Planeta y aunque erróneamente se considera el fenómeno OVNI como algo nuevo, en realidad es el fenómeno humano la novedad sobre la Tierra; aunque presuntamente se consideran las luces del cielo como de origen extraterrestre, a veces me pregunto si no somos nosotros los que venimos de afuera y hemos invadido un planeta que ahora es reclamado por los verdaderos terrestres. Estos son, los seres de apariencia reptil y propiedades que a nuestro entendimiento son mágicas y al tiempo monstruosas.

En mi breve relato “Déjanos algo de Pastel”, una chica mira jugar las gaviotas mientras está al frente de su novio, o lo que ella considera “esa cosa extraña que está al frente suyo”. Para un ser humano no existe mayor enigma que otro ser humano. Una persona enferma es incapaz de relacionarse a nivel humano con otra persona humana porque no saber ser humano y nunca se ha preguntado qué es ser humano. En este sentido, la mayoría de la humanidad consiste en personas enfermas que no saben qué son y nunca se lo han atrevido a preguntar. Los grandes maestros de las religiones, a los que muchos consideran extraterrestres, y otros humanos demasiado humanos, por la misma razón de que no son humanos no están enfermos, entonces sí han sabido cómo tratar a ese ser humano a riesgo de ser ellos mismos asesinados por estas gentes que no saben lo que hacen.

La teoría de la conspiración es una droga manufacturada y traficada por la CIA, como lo expresó lúcidamente el mejor crítico literario de la web, Luis Carlos Campos, también conocido como contraperiodismomatrix punto com. Lo que empezó como un camino para la iluminación y la verdad, pronto fue envenenado y corrompido. Lo mismo ha sucedido con todas las drogas de trascendencia, desde el hachís, el LSD, el éxtasis hasta la ayahuasca.

Los organismos arácnidos que tejen el espejismo del mundo han penetrado en estos portales de acceso a la percepción para destruir las mentes de los inconformes, los buscadores de la verdad, los poetas y los soñadores.

Han infestado de mierda y minado la vía de la verdad hacia el ente. La mayoría de nosotros somos afortunados sobrevivientes de esta arriesgada expedición. Pero como dijo el mercenario hermafrodita: es imposible sobrevivir entero. Y en el camino hemos visto caer grandes seres humanos que ahora se debaten entre esta vulgar dimensión que los considera “locos” y los envenena con medicamentos psiquiátricos; y la vieja vía minada hacia la esfera, que los envenena constantemente por medio de pesadillas y poluciones nocturnas.

El teórico de la conspiración como el drogadicto se desplaza por este mundo a partir del mecanismo mental de la asociación. Por esta razón es tan fácil degenerar de la teoría de la conspiración a ser una rata conspiranoica morbosa tipo Dross Rotzank, como caer en picada del consumo de hierba a fumar pipeta de bazuco hasta la muerte. Estos seres humanos están enfermos y actúan solo como robots biológicos de los organismos arácnidos que sostienen la simulación de esta plataforma de juegos mortales.

Me cuidaré de hablar de la realidad como un diseño, un tejido, o un software que es programado a través de la luna. Porque lo que se entiende como realidad es también una conciencia, un ente con voluntad propia, que almacena a los seres humanos en estado parasitario. A veces se considera a este ente como un dios, pero también es percibido como una alucinación, como en el cuento “la fe de nuestros padres” de Philip K. Dick; es real esta voluntad, puesto que he soñado con ella, y es furiosa y poderosa: esta conciencia-realidad da y esta realidad-conciencia quita, pero ¿por qué es que siempre nos está quitando?

Como voluntad esta realidad también descansa y sueña. EL sueño de la realidad produce glitches (errores en la mátrix). Es así que un hombre puede morir hoy mientras la voluntad-realidad sueña, y mañana despierta vivo y sin rasguños. Esto sucede todo el tiempo, en el mundo de los sueños, que por lo general es otro mundo en donde otra voluntad-realidad está despierta y quiere jugar.

Aparte de estas voluntades que se presentan como La Realidad, existen otros seres que interactúan constantemente con los humanos en unos planos incomprensibles. Estos son: los muertos; los ángeles y demonios (que son de la misma naturaleza aunque de distintos bandos políticos); los extraterrestres; y un cuarto que por su trascendencia se considera casi una energía que irradia por todo el cosmos, al que se le llama Dios.

Dios conoce sus almas solitarias. Las almas solitarias a veces quieren conocer a Dios, a veces no. A veces hacen de otras cosas sus propios dioses. Del fútbol, del dinero, del hedonismo, de la vanidad, del temor y del odio, hacen su personal jesus. Lo que puedo asegurarles es que del otro lado sí nos conocen, y es así que es cierto cuando algunos investigadores afirman que uno no escoge estudiar el fenómeno OVNI, el fenómeno OVNI elige estudiarlo a uno. Conocer del fenómeno OVNI es iniciarse en un viaje de autodescubrimiento a través del misterio.

De modo tal que , llegados a este punto, después de haber rodeado superficialmente la pragmática de la conspiración, se podrá escudriñar en las mayores preguntas que inquietan al ser humano respecto las dos cuestiones más fundamentales de la existencia planetaria: el amor y los ovnis.

Estas preguntas son de un mismo carácter y aplican a ambas manifestaciones a un grado igual:

  • ¿Estamos siendo engañados?
  • ¿estamos siendo manipulados?
  • ¿Me desea para algo bueno?
  • ¿Podré conquistar o me conquistarán?
  • ¿Después qué viene?
  • ¿Quedaré embarazado después de una abducción?
  • ¿Me estaré volviendo loco?
  • ¿En qué afecta esto a mi sexualidad, mi parte genital, cómo se verá comprometida?
  • ¿Podré sobrevivir para contarlo?
  • ¿Existe o es, como afirman los escépticos, una fantasía?
  • ¿Podré ser feliz sin haberlo sentido, sin conocerlo?
  • ¿Por qué la gente aborrece este tema?
  • ¿Habrán más destellos de luz si vuelvo a levantar mi cara a las estrellas?
  • ¿Querré volver a probarlo?
  • ¿No Nací para esto?
  • ¿Es mejor dejarlo a los expertos?
  • ¿Cuál es su interés en mí?
  • ¿Es verdad que soy paranoico?
  • ¿Quiero encerrarme a llorar y no volver a salir?
  • Si viene por mí en la noche, ¿cómo me escondo?
  • ¿Volverá a pasar sus cuchillos sobre mi piel?
  • ¿Me perdonará algún día?
  • ¿Soy muy poca cosa para tal?
  • ¿Me estoy encerrando en una burbuja que me está aislando de los demás seres humanos?
  • ¿La música por qué ya no suena igual?
  • ¿Por qué ya no me motiva nada más que pensar en eso?
  • ¿Me estaré muriendo sin saberlo?
  • ¿Soy un desgraciado hablando de la gracia divina?

Ahora es pertinente extenderles una cordial invitación a que sean ustedes los que formulen una ronda de preguntas semejantes, que necesariamente vinculen los dos fenómenos más extraños y al tiempo espectaculares en la vida de un ser humano.

No contestaremos estas preguntas, porque por lo general solo tienen respuestas de parte de entidades que no se nos presentan de una manera convencional, o que la vida misma va exponiendo a través de sus vicisitudes.

Si lo desean, pueden compartir las experiencias que los motivan a formular estos interrogantes. Por ejemplo: el día que creyeron que iban a intentar hablar con una chica solo por el instinto de fracaso y ella resultó siendo su señora esposa y con los años descubrieron que en lugar de una señora era un agente reptil infiltrado proveniente de otra galaxia.

Estas cosas son más comunes de lo que se piensa y es necesario traerlas a colación.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: