Archive | mayo 2017

ENTRE DESIERTOS “Todo era azar en el Hotel Sahara” de Rubén Vélez

Comentario desértico de Luis Cermeño a” Todo era azar en el Hotel Sahara” de Rubén Vélez,  publicado este mes de mayo por Sílaba Editores:

coNTRATAPA

Aparece en la contratapa a ” Todo era azar en el Hotel Sahara” de Rubén Vélez. Uno de los libros más interesantes en las arenas azotadas   por magufos y mercaderes.

rubenvelezsahara

 

 

Antología WhiteStar: Introducción

La editorial argentina Ayarmanot lanzó a preventa el libro “WhiteStar” en físico (publicado previamente en ebook por Palabaristas en España) figuran cuentos, poemas y textos híbridos inspirados en los universos de David Bowie, de la pluma de excelentes escritores de ambas márgenes del Atlántico. Lo mismo que Cristina Jurado (de los cerebros creadores de este proyecto) , los invito a participar de esta excelente iniciativa cuyos fondos irán a la Lucha contra el Cáncer.

Más ficción que ciencia

La editorial argentina Ayamanot ha organizado la preventa de una edición especial y limitada en papel con ilustraciones exclusivas de la antología WhiteStar, basada en figura y la obra de David Bowie. Todos los beneficios, como ya sucedió en la edición digital española, irán a parar a la lucha contra el cáncer. La colaboración de los autores y autores argentinos, así como la del resto, resultó determinante para convertir esta aventura en algo mágico. No quiero dejar pasar esta oportunidad para animaros a contribuir, queridos amigos y amigas. Aquí os dejo la introducción que  aparece en esta obra.

18527405_930506607097464_5228876587258361184_o

Supongo que, si eliminamos toda la teatralidad, el vestuario y las capas externas de lo que hago, soy un escritor… yo escribo.

(David Bowie)

El 10 de enero de 2016 David Robert Jones, más conocido como David Bowie, fallecía en Nueva York víctima del cáncer. Tenía 69 años. Dos días antes había celebrado su cumpleaños, un…

Ver la entrada original 859 palabras más

Trainspotting 2 veinte años después (minireseña)


d6gU5

Trainspotting viejos

Cuando el juego se pone serio, ya hasta el dinero que os robaron parece una insignificancia con la estafa que resultó la vida misma.  Y este pequeño timo económico que en un principio pareció la victoria al terminar Trainspotting, en el retorno se ve que es una gloria ínfima en relación a todo el fracaso del que finalmente nunca se puede escapar. Y las pequeñas cosas auténticas que parecieron perderse para siempre cuando se quieren retomar no hacen más que la parodia de unas memorias difusas que quisieron ver las cosas con mayor color que alguna vez realmente estuvieron. Esas aventurillas con el lado extremo de la vida fueron más costosas que las satisfacciones que brindaron. El sexo nunca fue tan bueno y las drogas terminaron por joderlo todo en esa imposible necesidad de complacer una satisfacción ahora imposible debido a que el umbral del placer se ha desvanecido con los sentidos y el sentido común. Porque cuando todo es devastación y los sueños caen como trozos de chatarra en el paisaje de unas zonas residenciales insoportables, es tan fácil hundirse en el remordimiento y auto-desprecio como emprender las empresas más absurdas.

El extraordinario diálogo original  de Renton se remezcla y vuelve a nuestros días. Pues nunca escogimos nuestras vidas de mierda, ni ellas nos escogieron. Fuimos tirados, como la chatarra arrojada a los espacios públicos que colindan con las zonas residenciales, como las drogas, la delincuencia, los condones usados y los sueños ridículos de marginalidad o incorporación.

Escoge vida. Escoge Facebook, Twitter, Instagram y espera que a alguien, en algún lugar le importe. Escoge admirar viejas llamas, espero lo hayas terminado todo diferentemente. Y escoge ver repetir la historia por sí misma. Escoge tu futuro. Escoge los realities, avergonzar rameras y porno de venganza. Escoge un contrato de hora cerom una jornada de dos horas para trabajar. Y escoge lo mismo para tus hijos, solo que peor, y suaviza el dolor con una dosis de una droga desconocida en la cocina de un desconocido. Y luego.. toma un profundo respiro. Eres un adicto, entonces sé adicto. Sólo sé adicto a algo más. Escoge a los que quieres. Escoge tu futuro. Escoge la vida.

Trainspotting fue bien recibido por  adolescentes, hippies, buscavidas, marginales, artistas, gente del mundo que veía en estos chicos héroes de un nuevo tiempo oscuro. Trainspotting 2 definitivamente se aparta de este público y apunta más a una clase trabajadora que ya tuvo que experimentar largas horas extenuaste de explotación laboral, un par de divorcios, ver crecer a los hijos de una forma aterradora totalmente distinta ante un mundo sin posibilidades y tener que enfrentar el mundo con unas taras que nunca suplieron los excesos.  El público de T2 seguramente disfrutó T1 y la sigue recordando como una película memorable que tal vez le refleje sus días de locura. El público de T1 verá con horror y con algún cinismo, pues  se afanará por no asimilar t2   como un gran relato de desilusión (porque aún, se les perdona, quieren vivir el sueño de poder escoger algo distinto a una vida de mierda).

A %d blogueros les gusta esto: