Tag Archive | Maricas

Que en paz descansemos sin Juan Gabriel

Pero antes de expresarle nuestro pensamiento a Lola, le hicimos una prueba de audición ya borrachos. En la rockola programamos “Querida” interpretada por Juan Gabriel. Le invitamos subliminalmente a que la cantara, tomando el trapero del baño que estaba hediondo de vómito. Lola, ya embriagada, se incorporó y empezó a emular los pasos de la esposa de Roger Rabbit. Aulló tan fuerte que los demás asistentes de la tienda no pudieron seguir hablando. Todos se acodaron a observar a ese gran marica que se bamboleaba como uno de los androides figurados por Antonin Artaud en su teatro que reinventaba el mundo.

The Lola Verga´s big band.

El amor nació para que lo cantara una gran y bella marica

El amor nació para que lo cantara una gran y bella marica

Uno siempre cree que se va morir primero que los dioses pero ellos han dispuesto nuestro desamparo;   la prueba ha sido hoy: Juan Gabriel murió esta tarde con Alberto Aguilera, su novio eterno.

Porque Alberto y Juan Gabriel crecieron juntos para hacernos daño,  para hacer más amargas esas decepciones del amor;  porque el amor existió para ser cantado por un marica. Y de grandes maricas hemos de encular estas mesetas de desánimo

Creímos que Juan Gabriel era eterno como su amor; por primera vez en nuestros corazones habita la desazón que inundó al espíritu de Judas Iscariote haciendo el nudo de la soga con la que se suicidó. Pero como la tristeza se viste de alegría los dejamos con una canción muy tierna y alegre en este día de muerte:

 

El magnate valiente (cuento de sci-fi)

EL MAGNATE VALIENTE

Por:  Luis Cermeño Y Felipe Escovar

 Dedicado a Kero-uac, el perro más tierno y churriento del Bronx.

kerofilia

 

 I

Víctor Florencio Kerofilis se preguntaba cómo, en las costas de una mar tan sucia como la Mediterránea, había quienes decían ser testigos de la más vasta cultura conocida por humano alguno. Claro, eso hasta que llegaron los espectros de Nibiru. Empacó sus maletas de su natal Creta rumbo a la desconocida e ignota ciudad de Bogotá. De esta población sabía que tuvo que ser bombardeada debido a la invasión de enanos que provenían del subsuelo. El canibalismo referido en las crónicas leídas por Kerofilis para mejorar su nivel de español, lo hacía reír a carcajadas y soñaba con el día en que pudiera recorrer esas calles y hacer un asado de pulmón humano.

 II

Años después, Kerofilis acumuló una gran fortuna gracias al tráfico de bilis del Oso Media Luna. Se paseaba en su convertible blanco por las calles más prestigiosas de Atenas, ahora capital del protectorado Alemán. Víctor, en su comercio diario, conoció al colombiano Hernando Plazas, viejo cirujano plástico que quebró cuando en el mundo inventaron androides prostitutas mucho más baratas que las prepagos. Hernando convenció a Víctor de asentarse en la próspera ciudad de Bogotá, llamada también la Atenas sudamericana.

III 

Cuando pisó suelo colombiano, Víctor confirmó la aseveración de su conocido, diciéndose que efectivamente los maricas bogotanos eran tan proclives al desgarre anal como los Helenos.

-¿Habrá nacido algún Platón por estas tierras?- Le preguntó Víctor a don Gervasio, el dealler chocoano que lo contactó con el comercio de psicoactivos del centro de Bogotá.

-Pues Platones, Platones, no. Pero viejos pedantes y maricas, sí. Ídem: Nicolás Gómez Dávila.

-Quiero darle a probar mi droga a ese tal Nicol.

-Pues, hermano, tenemos que ir hasta el cementerio central. Allá, en la cámara de criogenia, está el viejo haciendo escolios a su texto implícito.

Se dirigieron directamente del aeropuerto al cementerio; querían seguir estando en las nubes, entre muertos, porque estar suspendidos allá arriba es como estar suspendidos acá abajo. Sin dejar las maletas en el hotel, acercáronse al panteón de Nicolai.

El encuentro fue decepcionante a juicio de Víctor; el viejo se ufanaba de saber griego, pero, la verdad, lo hablaba con la fluidez de un tartamudo subnormal. Sus alusiones a autores latinos y griegos estaban llenas de las chapuzas propias de aquellos mequetrefes que, en vista de no poder decir nada, dicen mucho.

-Vamos mejor al hotel y miras tu canal neonazi de History Channel, Victor.

-La verdad es que no hay mucho por ver acá.

-No creas, hay mucho, hace unos días se legalizó el último deporte con vocación de espectáculo masivo: NEVI.

-Ese nombre no me dice nada.

-Exactamente, no te dirá jamás cosa alguna porque cualquier adjetivo desaparece ante lo que vas a ver.

Fueron en la limosina hacia el sector de San Bernardo, en el centro de la ciudad. A medida que se acercaban, el cretense sentía revivir los incendios de la vieja Troya; en cada esquina un sacolero con ojos perdidos lo retrotraía a las miradas de Aquiles herido de muerte.

El viejo poeta marica que hablaba de los viajes a Ítaca no tenía idea que para el desamparo también había un lugar en el mundo, es decir, un cambuche debajo del puente para fumar hasta las cenizas del final de los tiempos.

Entraron a un edificio en ruinas y se escuchó la risa de una mujerzuela que, al percatarse de la figura notable de Víctor, dijo:

-Huy, ese gringo está ojibrotado

Víctor bailó sus pupilas semejantes a un par de bolas de billarpool y, con un rictus de resignación,  le explicó:

-La tiroides me jodió, señorita, y estos ojos están que se me salen disparados. Parezco una criatura de la Warner Bross, ¿cierto?

Los drogadictos y las putas (también drogadictas) celebraron el chiste y, sin más ni más, le pusieron el mote de Warner Bross a nuestro héroe. Entonces le propusieron hacer la Tom y Jerry.

-Y eso, ¿qué es?- dijo con excitación Víctor.

-Verás, te pones una docena de bichas de bazuco en la boca, no importa que al principio parezca que no te caben, tienes que ponértelas todas, en seguida, las prendes al tiempo, inhalas el humo y quedas pero listico.

-Listo, ¿para qué…?

-Pues para la rumba, mi amor, y para olvidar a qué sabe el bazuco y por eso tendrás que probar y probar, una y otra vez: para recordar a qué era que sabía esa bicha que te acabaste de fumar.

silvestre

Silvestre en el Bronx

Una vez terminado el ritual, Víctor sintió en su cabeza el sonido que hace un interruptor de la luz al encenderse, pensó que la tierra había sido deshabitada y que el último cohete se marchaba sin él, el gran magnate de las islas griegas.

Leer Más…

Poema a Brock O’Hurn #diamundialdepoesía

POEMA A BROCK O’HURN DE JULIANCHIS

collagebrock

Por: Julián Andrés Marsella Mahecha

 

Dicen las malas lenguas que estás cincelado por el mismo Dios

serán las lenguas de fuego que dividen a los hombres

Y las malas lenguas nunca ha paseado por sus pectorales lisos como cola de bebé

tan virginal como mi trasero cuando recién ubiqué mis desdichas en los penes

dicen que eres el héroe perfecto porque te alejas del manido antihéroe que nos vendió la industria farmacéutica

porque no consumes ni una pizca de alcohol y jamás te drogas

y porque quieres a los perros sin imaginar algún retruécano de zoofilia

con ellos

A veces me pregunto:

¿será tu ano una cavidad? o, de tan perfecto ¿es este una lengua como la de los inmaculados dioses que se hicieron uno solo y se convirtieron en el brutal yavhé?

eres la personificación o perrificación que tanto chico y chica ha formado en sus sueños de necesidad de ternura

pero para mí eres un bulldog

con un pipí de los mil demonios

si ya el diablo fue un corderito bebé

¿acaso no puede ser un hermoso mastodonte que jamás ha fumado pasta base de cocaína?

no puedo negar que sueño con que tomes con tus manos tan grandes como las patas de un akita japonés, mi cintura, mientras me enculas como en las películas que solo vemos los viciosos

sé que estas palabras te parecerán subidas de tono y tú en el instaggram apareces como todo un caballero

no me tomes a mal, yo nunca fui una celebridad de las redes y tú nunca una criatura de Dios pero podemos entendernos si acaso hablamos un poco

Podemos hacernos amigos, tomarnos un tinto y, por qué no, entablar una amistad que sirva para que subas una foto a instagram, ya no abrazando a un perro sino a un alopésico mofletudo y marica como yo

un abrazo y un beso que denoten tu ternura y limpidez para con seres inferiores,

quizá un beso en mi pancita, roja por las alergias hipotecadas por la ingesta ansiosa de alcoholes de cualquier taxonomía

te preguntarán tus seguidores: Hola Brock, ¿te compraste un perrito? te ves lindo je je je

y tú contestarás, no es un perrito es Marsella

y dependerás de mí, para hacer crecer tu ternura, y para evitar ser solo tierno, deberás abrazarme con tu torso desnudo

y tus brazos hediendo a sudor

y yo aspiraré toda la ternura y la sensualidad de tus sentimientos

para acordarme de ti en las noches, mientras sigo fumando mariguana

y me planteo la posibilidad de matarme

 

La policia gorila llegó

y debo partir de tu mundo de fotos

la realidad me sigue persiguiendo

o mejor decir, las realidades se despliegan como abanicos

de Lokomia

y ventilan la imposibilidad de discernir sobre que suelo piso

y bajo qué estrellas me maldigo y te evoco

porque mis costumbres malsanas me alejan de tu perfección

me confieso ante ti Dios padre todopoderoso

y me prosterno para pedirte perdón porque si te tengo al frente, no te daría consejos

sino el aliento de mi trasero trajinado por tantas amarguras

corazón de piedra, corazón

corazón de piedra

 

Quisiera ser esa ola que lame tu cuerpo mientras te arrastra en esa corriente de perfección

que es tu existencia

 

y hacerte naufragar en los fluidos viejos de mis deseos

la solución de este amor puede ser un atentado

al aeropuerto donde aterrizan los besos

que llegan a tus tierras

una explosión que tenga como damnificados

a mi desvencijada entrepierna

y a la ausencia de tu bello púbico

ya lo ves don Brock tú tan perfecto y yo tan en banca rota o como se dice en ingles broke

 

Es el final de este poema y el comienzo de nuestro afecto

mi querido amigo

te encontré en instagram y ahora te pierdo en el instante

y cierro los ojos pero no puedo dejar de verte

siempre has de partir, pequeño pájaro

con tu pajarote, y yo me quedo en la tierra

viéndote con mi pajarito sin alas en la mano

sabiendo que no tengo la posibilidad de seguir tu vuelo

seré un gato

y tu mi exitosa búsqueda

 

Eres mi bien

al hacerme tanto mal

 

Feliz día mundial de la poesía, Brock O’hurn

tú eres el más alto poema de los maricas

 

CRIPTO PARTY CHOCONTÁ CELEBRA A TURING (Ficciorama)

La cuadragésima novena edición del fanzine de producción quirográfica, FICCIORAMA (reproducción mecánica y de distribución repentina mensual) rindió  un pequeño homenaje a Alan Turing, un héroe criptopunk. Este número incluyó el cuento de Luis Cermeño que a continuación os compartimos:

 

El fanzine completo se puede ver acá:

 

 

CRIPTO PARTY CHOCONTÁ CELEBRA A TURING

Por Luis Cermeño

collageturingw

 

 

Clifordo miró la pantalla de la laptop de Olafo, que corría en Arch Linux, y le preguntó qué carajos estaba haciendo:

– Estoy mintiendo.

Esa es una puta paradoja lógica, le reclamó Clifordo, y siguió con el reto de crear túneles seguros en OpenSSH.

Cuando perdieron el reto, ambos se fueron renegando hasta la sala de los pcs y allí empezaron a jugar frenéticamente La Batalla por Wesnoth.

Alan Turing era el homenajeado esa tarde en la Cripto Party de Chocontá. Esto significaba que por ese día terminaban los retos, la oportunidad de ganar unas buenas consolas, tomarse fotos junto las estupendas modelos de las marcas patrocinadoras, y de ganar un poco de prestigio entre la comunidad cundiboyacense de programadores y criptopunks.

Lo que seguía esa tarde en la CP serían charlas de pendejos pseudo-especialistas y uno que otro activista loco que se pusiera a reclamar por los derechos de los gays en las comunidades de redes y seguridades.

¿Comunidades?

Ríeron ambos al unísono, y tomaron sus mochilas para irse a pasear por el campo, disfrutar de las fresas de la región y darse un baño en las termales.

El sol sabanero esa tarde arreciaba las hormonas adolescentes de los programadores que se embadurnaban con el saludable lodo de las termas. Embriagados por el día, la juventud y el software, se acercaban con más confianza y se detenían más atentos al brillo de sus ojos inteligentes.

– ¿Entonces todo esto fue creado por una marica? -Preguntó Olafo

– ¿Te refieres al sol, las termales y las fresas?

– No, idiota: la informática, la criptografía y los fundamentos de la computación moderna.

– Por dos maricas, diría yo – dijo con la mano sobre la barbilla, Clifordo, que se las daba de intelectual.

– ¿Y cuál es la otra marica?

– Ludwing Wittgenstein, el más grande filósofo de todos los tiempos.

– No entiendo qué tiene que ver ese con Turing. Bueno, tampoco sé quién era ese Bit Einstein y qué tiene que ver un filósofo con los elegantes algoritmos de la computación.

– Era también marica, a saber.

– Comprendo, pero ¿qué tiene que ver Einstein con Turing?

– Einstein NO, marica: Wittgenstein, Bit Gen Stein.

Leer Más…

Phil Caracas o Jesús Cazador de Vampiros y su juicio final (película)

Jesús con sus armas especiales para vencer a los vampiros

Jesús con sus armas especiales para vencer a los vampiros.

Cuando llegue el día del juicio final Jesús va a tener frente a sus ojos mesiánicos a todos aquellos que lo interpretaron en el teatro, el cine, las liturgias y demás actos. Entre los más famosos de los últimos cien años aparecerá Williem Dafoe, Jim Caviezel, Robert Powel y, a su lado, Phil Caracas. Este último es un Jesús que caza vampiros y estos, a su vez, se encargan de chuparle la sangre a las lesbianas, sus únicas víctimas.

Esta película canadiense de 2001, dirigida por Lee Demarbre y escrita por Ian Driscoll, tiene la humildad y furia propias de los grandes precipicios amorosos. Una escena memorable, y que el propio Jesús verá el día del juicio cuando Judas Iscariote ejerza, de oficio, la defensa de Phil Caracas y la exponga frente al mesías y su padre, es la del travesti que profiere, como una oración o el Magnificat escrito por Lucas el evangelista (Lucas, 1, 46-55), unas palabras al ungido que está apaleado,  desorientado y cabeceando como un loro que no puede matarse:

Eres un extraño para mí

pero no más extraño que yo.

Es extraño lo que ves en los ojos de un extraño,

es como ver en tus ojos

como si crecieras por ti mismo

solo, separado, aislado.

Sé qué se siente

cuando hay algo dentro de tu cuerpo

que clama por salir.

Buenas noches, dulce príncipe.

M. Butterfly, la receta perfecta para sospechar del amor

Butterfly

Ten cuidado ante cualquier ataque de deseo. Que no te engañe un fellatio o cunnilingus muy bien practicados: tras esa lengua y ojos cerrados, hay infinitos secretos que te arrastrarán a los caminos más nubosos de la decepción. Huye, mi amor, huye del amor encarnado en fluidos y juegos furtivos:

“Buche lleno, corazón triste”, I festival de relato triste

Mil Inviernos se complace en invitarlos a participar en su primer festival  de relato:

“Buche lleno, corazón triste” 

buchelleno1

Porque la vida es un carnaval, y el sexo puede llegar a ser una experiencia traumática, queremos escuchar, de primera mano, las historias  de nuestros lectores más fervientes, de quienes sabemos que cada coito ha sido una paridera de depresiones sin parangón.

Desanímense y participen contando una historia que contenga todos los ingredientes necesarios para pensar en el suicido como una salida digna pero imposible pues cabe más la ignominia de seguir viviendo para continuar arrodillado, lamiendo los genitales de la puta vida.  Después de haberle practicado el cunnilingus quedará el sabor amargo suficiente para colocar en palabras escritas sus más agrias experiencias.

Los mejores relatos, o sea, los que la institucionalidad literaria considere los peores, serán publicados en este portal multidimensional.  Y los tres que a nuestro parecer sean los más, pero más, tristes que uno se pregunte “¿por qué el autor sigue vivo y no se ha muerto de pena moral?” serán merecedores de una copia de lujo de Arrúllame Ramona.

Recuerden: es menester el aburrimiento, el tedio y la desdicha para que se erija un edificio de desazones que amerite una arrullada de Ramoncita.

Tienen plazo para entregar su trabajo  hasta el 26 de Mayo, día del cacique y mes de la Virgen, la única que quedó en este mundo donde todos se encaman con todos.

Los relatos se pueden remitir a 1000inviernos@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: